martes, 3 de febrero de 2009

El Juego del Capitán (Primera parte)



El bar se llama Donde. Acá todo (menos el bar mismo) se llama por su nombre: el mozo se llama Mozo, el cajero Cajero, la carta Carta y el café Café. Nada de títulos estrambóticos que dificulten el entendimiento de las cosas. Si, al fin y al cabo, todas son meras palabras, reemplazos de la cosas en sí. ¿Qué diferencia hay en que la tortuga se llame Michelángelo o Tortuga? La palabra no es la cosa.

Un hombre con aspecto de capitán de navío se sienta en mi mesa. Adivino su nombre: Capitán. Me invita un vino marino y garabatea cosas sin sentido en la manga de su saco azul. La pluma no escribe. Al menos no lo hace mientras no la introduzca en un tintero. Capitán parece saberlo pero continúa con su danza amanerada.

- Y esto es todo lo que te puedo decir, hijo.
- Pero si no me ha dicho nada.
- ¿Cómo que no? Te he dicho: “Y esto es todo lo que te puedo decir, hijo”
- Entonces me ha mentido: acaba de decirme más cosas.
- No, yo nunca dije “Más cosas”, sólo dije…
- Sí, sí, ya lo sé.
- ¿Ya lo sabés? Pues por eso es que no te puedo decir más: porque no hace falta. Y si hay algo que no me gusta malgastar son las palabras.
- Claro, por eso escribe con una pluma que no funciona.
- Perdón mi querido, pero yo no he escrito nada. ¿O acaso usted es capaz de ver algo aquí? – Dice, señalándose el puño de la manga.
- No, no veo nada… Pero justamente porque…
- ¿No ve nada? Usted necesita gafas, mi estimado. Esta es la manga de un saco azul. Y la pluma funciona muy bien, gracias. El problema es descubrir cuál es su función.

Decidido a no continuar con ese diálogo de locos, apuro el vaso de vino y me dispongo a retirarme. De pronto Capitán toma mi mano y me dice:

- Aún no. Siento dos cosas que quiero decirte. (1) ¡Aquí arriba!
- ¿Qué?
- Lo siento, fue un lapsus. La primera es que debés hacerte cargo del caso.
- ¿Qué caso?
- No hay caso, tendré que empezar por el principio…
- ¿Cómo? ¿Ahora no hay caso? ¿Entonces de qué tengo que hacerme cargo?
- Tres lugares posibles hay: la carnicería del muelle, la tienda de artículos para mancos, y el taller de barcos usados. Recorré los tres y vas a saber qué hacer.
- ¿Pero qué se supone que debo hacer en ellos? ¿Preguntar por alguien? ¿Sólo pasar y mirar?
- La segunda es… bueno, suena paradójico y hasta sin sentido que lo diga ahora, pero en el momento en que se haga realidad no podré decirlo.
- ¿Qué pasa, Capitán?
- Estoy muerto.

Capitán cae desplomado sobre la mesa. El mango de un cuchillo de carnicero asoma de su espalda. Reviso sus bolsillos pero no lleva nada de dinero. Voy a tener que pagar el vino.

¿Qué hacer ahora, mis queridos lectores? ¿Hacia dónde debo dirigirme primero? ¿Será la carnicería del muelle mi próximo destino? ¿Deberé visitar la tienda para mancos? ¿O lo mejor será ir de inmediato al taller de barcos usados?

¡Cuidado, mis queridos comentadores! Porque todo lo que digan no sólo podrá ser utilizado en su contra, ¡sino que también puede llegar a formar parte de esta Historia!




--------------------

(1) Aquí el autor juega con la paronimia existente entre “siento dos” y “ciento dos”, el número de la presente entrada del blog. (*)

(*) ¿El autor? ¿Qué autor? ¿El narrador? ¿Yo? ¿Pero a quién refiere ese “yo”? Lo mejor será continuar con la historia:

-La primera es… ¡No, perdón! La historia debe continuar arriba.

24 comentarios:

El Jardinero del Kaos dijo...

Es como
"elige tu propia aventura", version 4.0, para todos aquellos ciberniños que no vivieron esa etapa...lo unico que voy a extrañar de esta experiencia multimedia: son esos balazos que le tiraba un servidor a su cabeza en 31, pero bueh...me quedo con la Carniceria...cosas del pasado de uno vio!!!

saludos de cuchillo y chaila(dicese del adminiculo metalico con el cual se frotan los cuchillos de carniceria para darle filo)

María dijo...

Yo haría ta te tí.

ValEnTiN dijo...

mmmm ... interesante, muy interesante cada uno de tus escritos. de seguro que a la segunda parte la titularás como número III, eso por lo que dicen que "las segundas partes" nunca son buenas, pero én tu espacio, ocurre todo lo contrario.
Hasta luego !!!
Saludos!

magnolia dijo...

esperemos lo siguiente...


saludos

Una Dama dijo...

Al taller, el resto de las opciones me da miedo... y de última el muelle debe estar ahí cerquita del taller dos pájaros de un tiro... con lo que sale el bondi.

el oso dijo...

Es obvio que el lugar es la tienda...
Linfdo blog, che. Voy a seguir leyendo.

"Libélula" dijo...

Creo deberias ir a la carnicería quizas allí tenía guardado algun tesoro encontrado en altamar, con eso podrias pagar el vino y algunas cosas más,quizas, a último momento decidió dejartelo a ti, porque su familia está lejos en otro continente y no tiene forma de avisar y tu fuiste el único que acepto tomar una copa con el, pero cuidado! no será tan facil sacarlo de allí.

o no?

Agua dijo...

Que bueno! es como esos libros que leia de pequeña que te decían "Pase a la pagina 72 si quieres que Fulanito haga tal" jajajajajaaja

Mmmm interesante...lo mas obvio sería ir directamente a la carniceria (por lo del cuchillo del carnicero) pero es muy obvio! asi que yo creo que debería ir al taller de barcos usados...pq en ningun sitio se dijo q fuera manco el capitan no? :-)

A la espera impaciente de tus letras...

Gotitas de agua para ti!

Lunita Luminosa dijo...

No le voy a mentir...a penas leí el título pensé que era de amor!...sepa disculpar, mis pensamientos aún no se independizan de mi corazón!
Coincidio con quienes relacionan el relato con "Elige tu propia aventura"...opciones, destinos, estrategias, finales, todos diversos, atrapantes, algunos obvios...fácil y divertido, así como cómodo sería implementar lo mismo en nuestra vida, en nuestra historia de vida, decidir qué caminos tomar, cómo seguir, avanzar o retroceder, morir o vivir...
Propone que optemos por una de las tres opciones, a saber: ¿sera la carnicería del muelle mi próximo destino? ¿Deberé visitar la tienda para mancos? ¿O lo mejor será ir de inmediato al taller de barcos usados?...
Yo elijo ir al taller de barcos usados!, porque "carnicería" y "tiendas para mancos" me asusta...vaya a saber uno que encuentra ahí...
Espero haberle sido de ayuda!
He aquí mi esperado comentario, y tenga en cuenta que no dejé de realizarlos...
Me voy para Rosario, a ver que encuentro de interesante...Adios!
Pd. demás está decir Su Platónico Amor...(L)

El Jardinero del Kaos dijo...

En ningun lado dice que no se puede votar dos veces...

CARNICERIAAAAAAAAAAA!!!!

y amenazo a todos los que firmen debajo mio a votar CARNICERIA...

AUN ME QUEDAN ALGUNAS BALAS!!!

Luzzy Duran dijo...

Vale, viendo la amenza creo que corro el riesgo de morir pronto al igual que el capitan jeje, porque surgiero ir al taller de barcos usados jeje XD.
Me he quedado en suspenso con la continuación y me ha agradado el hecho de que tomes en cuenta la opinion de tus lectores.
Un beso e infinidad de abrazos :)

Na dijo...

Los barcos usados, sin duda... ¡era capitán!

Viviana dijo...

Ay, galán, no dejás de sorprenderme. Espero que lo sigas haciendo. Cualquiera de las tres opciones sería interesante, pero la sorpresa tiene que estar en otro lado. Un abrazo

ana. dijo...

Yo me atrevo a decir, a pesar de la intimidación del Jardinero, que deberías empezar por la tienda de artículos para mancos...(¿porqué Capitán escribía en la manga y no en la palma de su mano, como haria cualquiera de nosotros?). En esa tienda, de la que seguramente era cliente Capitán, encontrarás algo que sirva...alguna palabra, tal vez...o la tinta o la función de la pluma...algo hay en esa tienda, estoy segura.

el oso dijo...

Vaaaamos Ana... Por fin alguien que coincide conmigo.

Nanuuu dijo...

...y si Capitán quedó manco al trabajar en la carnicería del muelle y decidió ponerse una tienda para mancos??...
igual, voto por el taller!!

Soportándome dijo...

Yo tengo mis manos unidas con tornillos. Espero no lo tomes contra mi. Saludos

Arya dijo...

he leido parte, pero confiezo no todo.. El Caballero de los Mares merece reconocimiento, fue Almirante.. no Capitan.

Saludossssssss ;)

Passion dijo...

Mmmmmm...super interesante! pero no me atrevo a elegir...sigo la historia y espero a ver que pasa ja!
Besos Apasionados!

lascivia dijo...

CREO QUE NINGUNO DE LOS LUGARES ME DARÍA UNA SOLUCIÓN SI EN REALIDAD LA MUERTE DEL CAPITÁN FUESE MI PROBLEMA Y TENIENDO EN CUENTA QUE ES UN LOCO, ME TERMINO EL VINO Y ME VUELVO A CASA. A VER COMO SIGUE...

giselita dijo...

Yo empezaria por la carniceria. Voy a seguir leyendo, porque vengo atrasada!!!

Gara dijo...

Unmmm,al taller de barcos , no se,me gusta el juego,estoy intrigada,sigo leyendote,q voy atrasada.

Besos

CRONOPIA dijo...

Obvio que tiene que llamar al SAME.
Es el 107.

Lolette Glamour dijo...

Pero qué pibe creativo!!! Y si gano qué gano??? me sale humo de la cabeza...