viernes, 24 de abril de 2009

El Síndrome del Escorpión. Tercera parte


Morales estiró el brazo y pinchó el último cubo de queso con su espadita de plástico. Arrieta utilizaba la propia para sacarse un pequeño trozo de jamón entre los dientes.

-¿Y qué pasó después?
-Cuando terminamos la nota, el camarógrafo y yo abandonamos la zona y nos dirigimos hacia el hotel. Sin embargo, nunca llegamos a destino: encontramos algo en el camino.

Todo este clima de misterio le molestaba bastante a Arrieta. ¿A dónde quería llegar este hombre con su historia? No había ido hasta Marruecos para toparse con el mismo pesado charlatán que podía cruzarse en Buenos Aires en la cola del banco.

-¿Qué encontraron?
-Un camión. Un inmenso camión todo forrado en lona negra, que no tenía por qué estar ahí. No es que sea un experto en las actividades de la Embajada, pero su presencia me sonaba muy extraña.

Arrieta al fin logró extraer la partícula de jamón. La miró un segundo clavada en el plástico antes de volver a comérsela.

-Entonces, como siguiendo un extraño impulso, esa suerte de instinto que tenemos los periodistas cuando olemos una buena nota, abandonamos el autobús y preparamos nuestro equipo.

Morales levantó el jarro y bebió un largo trago de cerveza. Se había arremangado la camisa por el calor, dejando ver en su antebrazo izquierdo la cola de un escorpión tatuado a la vieja usanza.

-¿Pensaban hacerle un reportaje al conductor del camión? “Hola., ¿lleva algo extraño ahí atrás, algo ilegal?”.
-Por supuesto que no. En realidad no teníamos nada preparado aún: sólo queríamos mirar más de cerca la situación. Nos escondimos detrás de unos arbustos y… esa fue la última vez que vi a mi compañero.
-¿Lo mataron?
-Unos tipos nos encontraron, nos preguntaron qué estábamos haciendo ahí… Osvaldo, mi camarógrafo, no entendía nada del idioma, se asustó y salió corriendo. Lo agarraron. Yo pude escapar. Lo último que vi era que lo subían al camión.

De pronto Arrieta sintió que la historia iba tomando un giro interesante. Por lo menos era lo más interesante que había escuchado desde que se encontraba en ese país.

-¿Cuándo fue todo eso?
-Anoche.
-¿Y no denunciaste su desaparición?
-No. No quiero a la policía en esto. Tengo un plan mejor.
-¿Y por qué me contás todo esto a mí?
-Decime, Alfredo, ¿vos trabajás en el puerto, no?

La media sonrisa se Arrieta se deshizo. ¿Este sujeto lo había estado investigando?

-¿De dónde sacaste eso?
-Tus manos te delatan… esos callos son de hacer nudos y acarrear bolsas. Tu piel está afectada por la sal del aire marino, ¿cuánto hace que estás acá? ¿Tres, cuatro años? Y no quería ser tan directo pero… tenés un poco de olor a pescado.
-Veo que sos detective en serio… ¿Qué querés, Morales?
-Necesito un barco. Leí en el diario que un buque zarpó esta mañana hacia España. Había una foto. El camión negro estaba arriba de la nave.

Arrieta reparó en el estuche oscuro, rectangular, de más de un metro de largo que se encontraba apoyado donde había visto a Morales por primera vez.

-¿Qué llevás en esa caja?
-Una guitarra.
-¿Y pensás negociar el rescate tocándoles una vidalita?
-Ja, no. Tengo algo mucho mejor que eso.

Morales metió una mano en su bolsillo y extrajo un pequeño paquete.

-Dije que yo escapé, pero no lo hice con las manos vacías.

Arrieta miró lo que Morales le mostraba. ¿Qué habría ahí adentro? ¿Pensaba negociar la entrega de su compañero por el contenido de ese paquete?

-¿Qué decís Alfredo? ¿Me vas a ayudar a salvar una vida?

21 comentarios:

el oso dijo...

La cosa se está poniendo buena... Intriga, suspenso, este Morales ¡qué tipo denso!
Me gusta como se va entrelazando la cosa...

Ah, su Galileo está saliendo, pero en cuotas con Bohemian Rhapsody de fondo...

Abrazo

Viviana dijo...

Este Morales no me cae bien. No sé qué va a hacer Arrieta. En el post anterior me preocupó, parecía tener una sobredosis de Foucault. Interesante sobredosis a la hora de decidir. Muy buena trama.
Un besote

Sil dijo...

Más sé, menos sé...
El tal Morales me cae peor que Arrieta...
No sé para qué lado puede disparar ésto...
Habrá que esperar.

BESOS VENENOSOS

CRONOPIA dijo...

No hay derecho...
Una se pone a estudiar músicas impresionistas por unos días y acá ya hay una tercera parte de algo.

Qué injusto. Che.

El Jardinero del Kaos dijo...

y dale con los barcos y los marinos!!!

se pone interesante, siempre dejas algo picando...

Azul dijo...

ME SIENTO PERDIDA jajaj...

tengo que leer post anteriores para entender la historia...

la idea era pasar a saludar.
como quien dice vi luz y entre jaj

un beso Galan y feliz finde

Azul

ana dijo...

Bufffff madre mía, lo que tengo que leer hasta ponerme al día.

Voy a necesitar mucho tiempo ja ja ja ja ja.

Un placer saludarte, y volveré, soy de las que siempre vuelvo.

Un besito juannn.

Extranjera dijo...

Hey ahorita mientras estoy en un taxi en los niuyores debes estar en tu fiesta de disfraces. Aunque con el cambio de la hora no se. De que te disfrazaste? El jardinero por fin fue? Uy sobre la historia, me tiene super intrigada, aparte que me encantan los cuentos sobre periodistas. Abrazos

Maritoñi dijo...

Por mi parte tengo que decir que todavía tengo almorranas desde que me penetraste con tu espada.

Besos con azúcar glasé

Soportándome dijo...

¿Espadiata de plástico?
Anoche oncurrio?

QUe morbo

A l o n d r a . . . dijo...

Me gusta, me gusta, me gusta!

Pero espero más de ti, jajaja!


Saludos...
He cambiado de sitio. Alondra.

Na dijo...

Un giro interesante... a ver hasta dónde llegan la creatividad de Morales y la buena onda de Arrieta. :P

Carla dijo...

uuuuuuuuuu.... se esta volviendo super interesante,,, me dejaste con las ganas de seguir leyendo.
Espero ansiosa la cuarta parte!

Passion dijo...

Bueno, me leí los tres capítulos,esta GENIAL la historia, intrigante,muy bien pensada :)
Qué pasará??
otro barco mas?
Habrá un tesoro tal vez?
mencion especial?

jajaja
seeee...me gustan los mimos,pero esta vez, te toca :)
Gracias por hacerme el aguante dulce Galán♥
Besos Apasionados♥

Magah dijo...

Bueno, aquí estoy, como lo prometí.
Llego en medio de una historia, que sin duda y a juzgar por lo leído se las trae.
Me gustó la determinación de los personajes, las particularidades bien marcadas de cada uno.
Quedo a la espera de saber como sigue, vale la pena Galan!

Un abrazo

Magah

ana. dijo...

Ay mi Juancito!!! Cómo pasó tanto sin venir a tu barrio!!! es que desde mi regreso no puedo todavía hacerme amiga del tiempo. Mañana ala mañana leo las tres partes y te acompaño en cada una. No pensé que habías escrito tanto. Quiero leerte tranquila...disfrutarte, como siempre. Mañana estoy con vos.
Besitos atrasados.

Uma Foam dijo...

te dejo picando mi opinion sobre la situación, asi como vos me la dejas picando con Morales y Arrieta...
de todos modos, cuando tenga bien escrita esa opinión, la publicare...
trust me!

saluditos

Gara dijo...

Cada vez más interesante q se pone la historia,me gusta, voy a por el proximo.

Besos

ana. dijo...

Aquí sigo, mi Galán. Ya casi termino, como siempre me atrapan tus historias. Besitos.

Patricia dijo...

Me alegra haberme confundido por dos cosas, uno, llegaste a mi blog mas rapido que de costumbre :D ja ja
y la segunda, la descripcion fue tan sentida que parecia una personal!! como si al escribir te identificaras con cada personaje!! fenomeno!!
y bueno, si estoy despeinada con tantas cosas y me disculpo por ser tan "volada"? je je me disculpas :(??
ahora ya le tomo el apunte a la historia y gracias al mal entendido me intriga mas y mas aunque debo aceptar que Arrieta es un tio muy complicado...porque sera?
besos,

giselita dijo...

Cada vez se pone mas interesante... Me gustaaaa!!!!
Sigoleyendo...