domingo, 21 de septiembre de 2008

Triple de jamón y queso




- Permiso doctor.

- Sí, pase, hombre. Sabía que volvería.

- ¿Le avisó su secretaría?

- No, es que la última vez que vino olvidó su billetera.

- Ya me parecía extraño tanta escasez de monedas.

- ¿Cómo le va? ¡No me diga que ahora le duele septiembre!

- ¡Para nada, doctor! Septiembre es mi mes.

- ¿Ah sí? ¿Le sienta bien la primavera?

- Mejor que a usted sus pantalones, por cierto. Además, la estoy comprando en cuotas.

- Pero si está bien, ¿a qué vino?

- A visitarlo, este calorcito me pone de tan buen humor…

- Lo veo en sus zapatos, hoy trajo los rojos.

- Uno rojo y el otro carmesí. Ay doctor, usted siempre tan detallista.

- Es por el juramento de Hipócrates, no puedo mentirle.

- Claro, los griegos siempre en búsqueda de la verdad.

- Sin embargo, “lo esencial es invisible a los rojos”.

- ¿Lo dice por mis zapatos?

- Digamos que sí, no quisiera que me acusen de diestro.

- ¿Cómo? ¿Usted no es bueno en lo que hace?

- Sí, dicen que soy muy ducho, aunque yo prefiero la bañadera.

- Claro, sobre todo si es domingo. ¿Pero qué hace usted atendiendo este día?

- En realidad no estaba trabajando.

- Oh, perdón, es que lo vi en su consultorio, y pensé que…

- Mi querido, este no es un consultorio, y yo no soy doctor, así que deje de llamarme así.

- ¿Pero cómo, doctor? ¿Allí no dice “sanatorio”?

- No, dice “sanitario”, y si me permite, voy a seguir en lo que estaba… ¿me pasa el diario?

- Sí, tome. Eso explica el hedor… ¿Pero le molesta si brindamos antes? Su ayuda me ha sido muy grata en estos meses…

- ¡Pero por favor! A que adivino lo que quiere…

- Y, no es cuestión de perder la costumbre… ¡Mozo!

- ¿Me permite el remate?

- Ya sabe con qué voy a acompañar el café.

- A la una, a las dos… ¡Y a las tres! Vendido un triple de jamón y queso.





[Fin]





“Opereta en tres actos”

Acto 1: Más leche que café (4/5/2008)

Acto 2: Doble con crema (12/7/2008)

Acto 3: Triple de jamón y queso (21/9/2008)


Victorio Santana como el paciente
Valentín Flores como el doctor
Alejandro Vargas como el sordomudo


Opereta en tres actos es una historia de ficción, cualquier parecido con la realidad Alcoyana Alcoyana

Ningún café fue derramado durante la escritura de las presentes obras

“Lo esencial es invisible a los rojos” aparece por cortesía de J.M.




La primavera, una estación hermosa

9 comentarios:

El Jardinero del Kaos dijo...

clap, clap, clap!!!

verdaderamente ingenioso, no puedo menos que felicitarlo...

El simio aqui a mi lado dice lo mismo, o lo diria si pudiera hablar...

¿Eh, que haces mono?

No puede hablar, pero el muy hijo de puta tallo un exelente con su navaja en la puerta del placard...

La proxima vez que se ande juntando con mi simio no le regale objetos cortantes...

Anónimo dijo...

Lo felicito por estos diálogos llenos de humor y sensibilidad y mensajes subliminares.
Debo opinar, porque es mi ser: amo la naturaleza de la primavera; odio la idea humana de que es una época feliz; no soy feliz, y un 21 no lo cambia; por suerte está nublado.
Desde la oscuridad, lo saluda desatentamente.

El Niño Bidimensional

G. dijo...

Me gustó el dialogo; aunque deberé leer los tres actos enteros.

Me gustó también todo el final.

Simpaticamente lindo.

Saludos; suerte.

Duquesa de Katmandu dijo...

Linda combinación, Galán.
Y sí, a veces me hago la Poldy Bird del Subdesarrollo, qué le vamos a hacer.

Beso

PD: Hoy encendí la estufa y pienso hacerme una estola con la piel del gato.
PD1: Esa camisa a lunares me suena de algún lado.

Duquesa de Katmandu dijo...

Ay, gracias Galán, siempre quedando como un duque.
Podrías expandir tus horizontes y armar un curso de filosofía para los 22 compañeritos de Divinor.

Marche un menú de triple de J y Q con porción de pizza (a la vez).

Beso,

Julia dijo...

Buenas, pasé de casualidad y debo decir que la carta para el niño BIdimensional es EXCELENTE!!!!!!

Tal vez usted pueda entender al filosofo Protópolos -del que seguramente oyó hablar- que se encuentra repartida por varias partes de mis pagos cibernéticos...

Y si no, simplemente reciba mis felicitaciones.

Je,

Saludetes1

giselita dijo...

excelente la trilogia!!no esperaba otra cosa...a mi me viene doliendo septiembre desde el 10,algun remedio?desde ya, muchas gracias

ai dijo...

muy astuto dialogo..

lo lei mas de una vez, por aqui gusto mucho..

[y me encanta la primavera..]

muchos besos..

Paula Daiana dijo...

Sus operetas fueron un aire fresco y lindo en mi día de trabajo... me encantó la locura que sobrevuela los tres textos, deberías escribir más en este estilo porque lo hacés muy bien.
...A mi este año mayo me dolió de manera especial, tuvo cosas lindas y otras no tanto... julio va queriendo, espero que agosto no me duela y que en septiembre esté de maravilla.
... también coincido en que el cambio de ropa ayuda a mi a veces cuando me duele el alma me da la locura de tejer bufandas...las tejí amarilla, roja y verde... ahora tejo una violeta pero simplemente para combinar con mi sombrero.
La verdad me encantaron las tres!... espero que nunca más sufra de diacronía mensual extemporánea.
PD: Si es posible el mío que sea con más café que leche...
Besos galán!