jueves, 12 de noviembre de 2009

18-Trece almas



De pronto Somosa tiene una idea: coloca sus dedos sobre el teclado y firma:

Galán de Barrio

Valentín Flores apoya la mano en su espalda deseando que la ocurrencia haya funcionado y luego de una nueva experiencia de sucesos simultáneos ambos vuelven a divisar la mesas del Albatros. K pregunta:

-Sí Valentín, ¿qué querés decir con eso de la simultaneidad?

Ante las miradas expectantes de sus compañeros los dos viajeros se dan cuenta de que han vuelto a aparecer en el bar exactamente en el mismo instante en que desaparecieron, por lo que ninguno de los allí presentes ha notado el cambio.

-Ya lo hicimos.
-¿Qué hicieron?
-Escribí la historia –Responde Somosa – Pero como no tenía “K” en mi máquina tuve que utilizar otro nombre.
-¿Y funcionó?

La conversación se interrumpe por el grito de Mariana:

-¡Miren el cielo!

Las nubes negras comienzan a deslizarse hacia el horizonte, dejando ver un cielo celeste y limpio. Los rayos se desvanecen en el éter y la furia de los vientos trasmuta en suave brisa.

El Hombre Vinchuca mira a Ángel Vergara y le pregunta si aún lleva con él el frasco dorado. Ante el asentimiento, el encapotado se dirige al resto del grupo:

-Bien, ya ha sido solucionado lo urgente. Pero ahora hay que ir a lo importante: deben beber ese líquido cuanto antes.
-¿Por qué? –Pregunta Diógenes Mastreta - ¿Qué contiene?
-Confíen en mí, sólo bébanlo.

El primero en reaccionar es Rocambole: siguiendo su nueva actitud de actuar sin pensar le quita el recipiente a Vergara y da un largo trago. Una sensación refrescante y llena de vida lo invade de pronto. Contagiado por el acto de su amigo, Somosa lo sigue. Ante la mirada insistente del Hombre Vinchuca, lo mismo hacen Johnny John, Ángel Vergara y Florencio Gauna. A Linares simplemente se lo arrojan en el vaso, y lo toma sin darse cuenta.

-Hay un problema: ellos dos, se supone que también deber beber. –Exclama el héroe insecto señalando los cuerpos de Arrieta y Echagüe.
-No se preocupen, yo me encargo – Afirma Genaro Cúspide. Toma el frasco y bebe un poco. Luego con los vidrios rotos de la botella que Julia le había arrojado al Jardinero del Orden comienza a cortarse las venas.

K se adelanta para impedirlo, pero Florencio lo detiene y le pide que espere. Minutos más tarde Genaro vuelve a ponerse de pie y le entrega el recipiente.

-Listo. Les mandan saludos.

K toma un trago y le pasa el líquido a Valentín Flores. Éste besa a Julia y a su beba Victoria y hace lo mismo con el frasco.

-Yo no sé si beber eso… -Desconfía Diógenes Mastreta – No nos dijiste de qué está hecho.
-Es… eh… ¡Es Grog! –Miente Mariana, siguiendo una corazonada.
-¡Haberlo dicho antes! –Mastreta empina el recipiente.

El Hombre Vinchuca comienza a hacer cuentas. Nota que algo anda mal:

-¡Doce! Se supone que eran trece los que debían beber el líquido.
-Claro –Dice Mastreta- ¡Faltás vos!
-No, yo no… Yo preexisto al Barrio.
-¡Oh! ¿Cómo pudimos olvidarlo? –Exclama Julia.
-¿A quién?

La respuesta muere antes de nacer: la puerta del Albatros se abre de golpe e ingresa una figura vestida con botas azules, traje celeste de spandex y un sombrero de capitán de navío.

-¡Santino Conde! – Exclama Rocambole al reconocerlo - ¿Qué te pasó? ¿Dónde estuviste?
-Bonito traje – Sorprende Linares.
-¿Qué pasó con el Jardinero del Orden? –Pregunta Rocambole.
-Claro, y después el ridículo soy yo. –Concluye Mastreta.

Santino luce apurado y le tiemblan las palabras:

-No van a creerlo… No hay tiempo de explicar, sólo puedo decirles que cuando salí rodando por la puerta del bar con el Jardinero del Orden, caímos en una especie de grieta y lo perdí de vista. Pasé por varios lugares extraños, y en uno de ellos una mujer disfrazada de capitán me prestó este traje para poder escapar.
-¿Una mujer que recitaba poemas? –Preguntó Johnny John, ilusionado.
-¿Escapar de quién?
-¡Hay que huir! ¡Tenemos que irnos ya de acá! Me están siguiendo, no vine solo…

Ante un fuerte estruendo la puerta del Albatros es arrancada de cuajo y una silueta enorme y bestial ingresa dejando ver un rostro horriblemente maltratado.

7 comentarios:

SIL dijo...

Genial imagen del ciclo de las trece lunas refiriéndose a las 13 almas de tus 13 personajes...
:)

Espero que el que entró con el rostro maltratado no seas vos...
:P

Que el desastre natural del 2012 nos encuentre lúcidos, unidos, y con todas estas incógnitas aclaradas...

Besos muchos, DONJUAN.

Jaz3000 dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡OH, POR DIOS!!!!!!!!!!!!! jajajajaajajaja, me siento muy halagada, jajajaja; en un comienzo al ver al personaje (bueno, leer, pero lo veo en la mente) con ese traje, me dije 'Me parece conocido', y después ya lo dijiste de forma evidente, ¡¡Wow!! Muchas gracias, de verdad, me tomaste de sorpresa (y me gusta ser sorprendida).

Aún tengo la duda qué efectos tiene ese líquido, ya lo quiero saber (y si se dijo de forma implícita, no lo noté), me intriga mucho.

Gracias de nuevo por la mención, me emocionó mucho. Besos y abrazos para ti.

Captain Shock! ;)

El Jardinero del Kaos dijo...

Mira el cielo!!! Es un pajaro, es un avion??? no es El hombre vinchuca!!!

No voy a caer en comentario metafisico, el buscarle los ¿por que? los como, los cuando.
Simplemente genial

Siguen los cameos.

El personaje del feo de los monoblocks, me lo imagine como Solomon Grundy,

abrazos

Atenea Kamet dijo...

Buenas buenas Galán. Lo invito a pasar por mi blog...
Besos

Gara dijo...

Muy bueno como siempre, la intrioga y la emocion es tu fuerte eh?

Besos

Carla dijo...

Final de juego, final de viaje.
Lastima que no pudieron cumplir con su cometida, no eran trece...
Excelente mente armado Galán! Voy por la 19 ahora

Giselita dijo...

No iba a comentar porque estoy leyendo todos juntos, para ponerme al dia, pero el "Listo. Les mandan saludos." de Genaro me mató!!!! Es buenisimo, no podia parar de reirme.
Sigo leyendo..