lunes, 5 de octubre de 2009

9-Todos mis galanes


Mientras el Oso de Mar termina de darle los últimos ajustes al barco explica que se encuentra paseando por ahí junto con Manuel Palmas con la intención de distraerlo, ya que el pobre aún no ha podido recuperarse de la pérdida de su mono.

Johnny John arroja la segunda brújula por la borda. Sólo le quedan dos: ¿Cuál deberá seguir en esta ocasión?

Diógenes le agradece a su viejo amigo por la ayuda y se prepara para partir. Somosa y Arrieta se acomodan en la nave. Ángel Vergara suspira sintiendo las últimas gotas deslizándose sobre su rostro. Pronto deja de llover.

Mientras avanzan el río vuelve a ensancharse y los vestigios de unos nubarrones negros se deshacen en el éter. Johnny se decide por la que lleva en la siniestra por ser el lado del corazón y le hace señas a Arrieta para que vire hacia ese lado. El agua comienza a volverse más clara y tranquila, desembocando en una amplía playa. Un clima de fiesta y juventud se deja sentir en aumento a medida que se van acercando a tierra firme. ¿Sería ese el lugar indicado?

Deciden detenerse y desembarcar en la bahía. Los recibe una arena blanca y suave. Caminan sin rumbo fijo sobre aquel lugar paradisíaco. De pronto descubren que no están solos: la mirada de Somosa se posa sobre las curvas de una señorita que pasa en traje de baño. Luego el reverso de otras dos distrae el andar de Vergara y hace escapar un silbido de los labios de Johnny John:

-Este lugar es un sueño: está lleno de mujeres hermosas.
-No nos dejemos desconcentrar, mis marineros: no debemos olvidar nuestra misión.
-¿Y cuál es nuestra misión, si se puede saber, mi capitán? – El sarcasmo de la última palabra de Arrieta fue suavizado por el paso de otra flamante damisela.
-Bueno, no estoy muy seguro aún, pero tengo mis conjeturas… creo que estoy a punto de descifrar el mapa, sólo debería poder comprobar mi hipótesis.

Johnny John no puede evitar caer en la vulgaridad y se acerca a una blonda diciéndole algo al oído. La mujer se da vuelta, lo mira enojado y le estampa un cabezazo en la nariz. Luego sigue su camino.

-No te recomendaría meterte con María Cabezazo – Dice una joven voz.
-¿María qué? – Pregunta Ángel Vergara.
-María Cabe…
-Deja, ya entendí – Interrumpe Johnny con las manos sobre su nariz sangrante.

Mientras aquel se incorpora ayudado por Somosa, Mastreta increpa:

-Buenas tarde jovenzuelos, ¿podrían decirnos dónde estamos?
-¡Pero eso es obvio! ¡En la playa!
-Sí, claro, pero lo que yo quería saber es…
-¿Y ustedes quiénes son? ¿De dónde salieron? ¿Hay una fiesta de disfraces por acá? – Interrumpe otra voz.
-Para, Diego, dejalo hablar, nos estaba diciendo algo.
-Richard, no te metas, quizás hay una fiesta cerca…
-Si hubiera una fiesta escucharíamos la música.
-¿Y si tuviera paredes aislantes?
-Diego, no hay paredes que aíslen completamente el sonido, eso pasa en las películas.
-¿Y si nos quieren afanar, eh? Por eso pregunto, tendrían que presentarse primero.
-¡Pero si fue Patricio el que les habló! Además es realmente poco probable que nos quisieran robar… de hecho si ese fuera su objetivo ya lo hubieran hecho.
-¿Por qué tenés que razonarlo tanto todo?

Los navegantes siguen la discusión como si de un partido de tenis se tratara. Cuando parece que tanto intercambio de palabras sin sentido va volverse eterno, el tercero en discordia toma la palabra:

-Disculpen a mis amigos, cuando se trenzan así no paran más. Yo soy Patricio y ellos son Diego y Richard.

Diógenes devuelve el saludo haciendo las presentaciones correspondientes. Después de contar algo acerca de su viaje pero sin dar demasiado detalles, se acerca a Richard mostrándole el mapa:

-Al principio estaba seguro de que esto era un camino. Sin embargo, luego de pasar por un extraño cementerio me di cuenta de que a sus lápidas les faltaba algo. Volvé a mirar el mapa, si se lo mira desde este ángulo, ¿qué se ve?
-A ver… parecen flores.
-Correcto, varias flores. Y acá hay tres letras, ¿las ves? La primera es una “J”, ¿se te ocurre algo?
-Flores, una jota… ¿Un jardín?
-Eso mismo pensé yo. Y no hay jardín sin su jardinero.
-Puede ser… ¿Y las otras dos letras?
-Bueno, luego del cementerio fuimos a parar a una bella ciudad, y en la plaza central nos encontramos con una pareja que huía de algo…
-Ajá, ¿y?
-Al preguntarles por un Jardinero se sorprendieron por la pregunta y me contestaron que eso era un caos… entonces pensé… ¿No podría ser un Jardinero del Caos?

Patricio intercambia palabras con Somosa mientras Diego y Ángel parecen comenzar una nueva discusión de esas que se dan entre el hombre de acción terrenal y el que divaga por las estrellas. Aunque finge indeferencia, Alfredo Arrieta desvía sus ojos por un instante rozando las líneas de una veterana que camina como una reina.

Richard afirma nunca haber oído nombrar a tal criatura. Se acerca a sus amigos, pero a ellos tampoco les suena el nombre. De súbito Patricio exclama:

-Se me ocurre que tal vez alguien lo pueda conocer…

Patricio hace señas hacia un cuarto joven, que se encuentra tomando sol cerca de allí, junto a una linda morena y una colorada con pecas. El muchacho, que responde al nombre de Pablo, se despide momentáneamente de las chicas y se uno al grupo de conversación.

-¿Jardinero del Caos? ¡Claro que lo conozco! Me encantan sus historias, muy entretenidas por cierto. Para llegar a él tienen que ir hacia allá.

Johnny John mira hacia donde señala Pablo y ve que es exactamente la dirección que indica la cuarta brújula, la que lleva en su diestra. Mientras arroja la otra al agua reconoce que a veces no es bueno dejarse llevar por el corazón.

16 comentarios:

SIL dijo...

NUNCA es bueno dejarse llevar por el corazón.
Besos, DONJUAN.

ÓNIX dijo...

Mi Galánnn--- Acá pase a dejarte besos y abrazos...

Y francamente dejarnos llevar por el corazón es un gran error, por algo dicen que errar es de humanos cierto?

Nina dijo...

Galan!!! me mata tu blog... es como leer un libro... y esta historia estaba particularmente buenisima... tu imaginacion vale oro... gracias por regalarnos un pedacito de ella...

Besos =)

El Jardinero del Kaos dijo...

Joder chaval!!! estás recorriendo la Blogosfera..."Todas mis Ex" las mias no las de Pablo...se acercan al Caos!!!
Geniales los dialogos,
Esto no deberia terminarse nunca!!!
Temo que el "Horrible de los Monoblocks" arribe por allí...entre tanto personaje "Bizarro" dando vuelta.
un abrazo P...Ah!!! ¿Que es eso de andar llamandome puto en mi propia cara?
Señor puto para usted!!!

Caprice dijo...

Dejarse llevar por el corazón, no siempre tiene resultados favorables.

Muy buena escrito.

Besos

Terapia de piso dijo...

O dejarse llevar por el corazón y hacerle creer que él manda, cuando no es así y sí es así en un mismo modo, porque al final en realidad él termina haciendo lo que le da la gana.

Un abrazo, Galán.

José Roberto Coppola

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Ajajaja completita la cosa, hasta a los amigos de Pablo y uno de sus personajes metiste!

Me mareaste un poco che! jaja.

Saludos!

Cynthia dijo...

Ayyyyyyyy... que verguenza... pero solo paso a dejarte un beso y un deseo de buena semana.

cariños
:)

SIL dijo...

Alfredo Arrieta desvía sus ojos por un instante rozando las líneas de una veterana que camina como una reina...¨

Besitos...reina...?

uhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh
uhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh
uhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh

Lisandro dijo...

Seremos ciego ante el corazón , o sordo ante su voz!!!.. yo pienso que la mente es la que juega con el corazón... un abrazo

Pablo dijo...

Eran ellos, si. Los ví, y los escribiste vos. Eso es bueno, los ví. Me ví. Sin palabras... Y encima pusiste una foto de Mean girls y mi rubia favorita (mi querida Amanda Seyfried). Terrible Patricio poniendo orden y mesura, él es así. Sin dudas... emoción, terrible, caballero. No quiero que termine nunca.

Y ya que me tiraste un guante, lo lo voy a agarrar... y mi pregunta es si el Albatros tiene billares, digo, de pronto, me parece.

Arya dijo...

Y mira que dejaste entrar a las Mean Girls aqui.. Que dicen que no hay que dejarse llevar por el corazon... voy por lo contrario, a la piscina con zapatos y todo ; )

Saludos Sr Galante : )

Giselita dijo...

Ahora sí voy entendiendo de qué se trata... aunque no conozco a los personajes.
La historia como siempre muy interesante.
Y yo siempre me dejo llevar por el corazón, pero no lo recomiendo.
Besos Galán!!!

Norma Ruiz dijo...

galán:
¡que historia¡.
nos tienes acostumbrados a las buenas e interesantes historias.
¡cuidado que puede ser un vicio¡
con una buena copa de vino, cigarrillo y pororó. me quedó en espera de la siguiente.
te quiero. cuidate.abrazos fraternos

escritores negros dijo...

Hola. Hemos visitado y disfrutado tu página, y nos gustaría intercambiar enlaces y banners entre ésta y la nuestra (Escritores Negros -http://escritoresnegros.blogspot.com-)

Si estás de acuerdo, mándanos a escritoresnegros@gmail.com la URL de las páginas que deseen enlazar y los banners de las mismas.

Un saludo y gracias.

el oso dijo...

Otro personaje va a asomar y este catálogo de locas situaciones parece desafiar la flecha del tiempo.
Seguimos la lectura, Galán.
Ahora bien, comprenda... sus escritos no se pueden leer a la ligera.