martes, 30 de diciembre de 2008

Papá Noel no existe (Parte 5)



-¡Negro estúpido! ¿Cómo pudiste dejarte engañar de esa manera! ¡Nunca debimos sacarte de África!
-¿Qué dijiste?
-Nada, Melchor está un poco nervioso porque el gordo se escapó, no le hagas caso… Vamos Baltasar, vos sos el más ágil de los tres, ¡andá a buscarlo!

Noelman corrió lo más rápido que pudo, pero su estado físico y el alcohol que llevaba encima no le permitieron llegar muy lejos: a los trescientos metros cayó desplomado. Se levantó lentamente, respirando agitado, y notó que se encontraba en el medio de una nada verdácea cortada por un hilo de río. No había forma de escapar ni dónde esconderse.

Baltasar no tardó en alcanzarlo:

-Gordo, ya no tenés a dónde huir…
-Esperá, Baltasar, tenemos que hablar…
-Olvidate, no voy a caer otra vez en tus trucos.
-¿Pero no te das cuenta, negro? ¿No ves la realidad?
-No voy a escuchar tus palabras.
-¡Te están usando! ¡Esos dos hijos de puta siempre te utilizan como un esclavo para hacer los trabajos más duros!
-Si volvés a llamarme esclavo…

-Buen trabajo, Baltasar.

La voz de Melchor bramó desde el fondo. Unos metros más atrás lo seguía Gaspar.

-Y bien, Samuel, ¿qué pensás hacer ahora?
-No sé… ya que somos cuatro, ¿jugamos un Truco?
-Yo tengo cartas –Dijo Baltasar.
-Nada de juegos, gordo. Hoy se termina tu juego, tu historia. Hoy se acaba tu leyenda.
-¿Pero qué pasa, Mel? ¿Por qué tanta bronca conmigo? ¿No me van a explicar?
-¿Explicación? ¿Pedís una explicación? Muy bien, yo te la voy a dar. ¡Hace siglos ya que te has robado la Navidad!
-¿Qué me robé la Navidad? ¿Qué decís?
-Sí, la Navidad –Esta vez fue Gaspar quien tomó la palabra- La Natividad, el nacimiento de Cristo. Ése es el verdadero significado de esta fiesta. Es a Él a quien debemos adorar. De Él debemos acordarnos esa noche, no de un gordo patético.
-A Él fueron dirigidos nuestros primeros regalos –Agregó Baltasar-: Incienso, mirra y oro.

-Bueno, muchachos, pero se tardaron su tiempo. El pibe nació el 25 y ustedes llegaron el seis de enero… Y vieron cómo son los negocios, acá el que no corre vuela…
-¡Negocios! –Siguió Melchor- ¡Para vos todo esto se trata de negocios! ¿Por qué vestís con los colores de esa empresa gaseosa, si no?
-¿La Coca? Es que me ofrecieron un dinero para que usara estos colores, como modo de publicidad… Y bueno, a los duendes si no les pagás a tiempo no te hacen un juguete, son terribles…
-Y los juguetes… -Siguió Gaspar- ¡Nunca leés las cartas! Salís a repartirlos borracho y no tenés idea quién te pidió qué. Y después doble trabajo para nosotros, que recibimos pedidos y quejas porque no recibieron lo que querían en Navidad, ¡como si fuera nuestra culpa!

-Bueno, basta de explicaciones. ¿Ya estás satisfecho, gordo? Ahora debés morir.
-No, esperen, muchachos… ¿No podemos discutirlo un poco más? No entendí la parte de las cartas…
-Gaspar dijo que…
-¡Silencio, Baltasar! Sólo lo está haciendo para ganar tiempo.
-Igual, por más tiempo que tengas, no hay nada que puedas hacer -Agregó Melchor- Somos tres contra uno.

-¡Se equivocan!

Una voz potente con un leve acento ruso vino desde abajo. Ninguno sabía si había aparecido de repente o si llevaba ya un tiempo allí.

11 comentarios:

Lelé dijo...

Me parece maravilloso que alguien le cante las 40 al testaferro navideño de Coca Cola. No sólo quitó protagonismo al verdadero significado, sino a tres reyes multiraciales que seguramente tenían mucho más para decir y hacer que tripular a unos remos de morondanga. Excelente idea.

El Jardinero del Kaos dijo...

El negro es de Etiopia, asumo yo...

y el ruso???

Lenin, Stalin, quien es por dios?

esta historia te la tenias guardada en la manga,

Suspenso a diestra y siniestra!!!!

Ha notado mi falta de inspiracion?
Se que si...

Maria del Sur dijo...

-Y los juguetes… -Siguió Gaspar- ¡Nunca leés las cartas! Salís a repartirlos borracho y no tenés idea quién te pidió qué. Y después doble trabajo para nosotros, que recibimos pedidos y quejas porque no recibieron lo que querían en Navidad, ¡como si fuera nuestra culpa!


La elitte del relato
exelente

Maritoñi dijo...

Me ha hecho mucha gracia lo de la coca. Genial!

Duquesa de Katmandu dijo...

Mozalbete, felíz año para vos también.

beso,

Na dijo...

¡Quiero más!

María dijo...

Guau!

Hasta cuaádo hay que esperar para la Vl entrega?

Impresionante!

Felicidades!

Beso!

Na dijo...

¿Qué es lo de los Bares Literarios? Te cuento.
Yo voy a un Grupo Literario desde hace unos años, y en el centro cultural donde nos reunimos les pfrecieron a dos de las chicas encargarse de la parte literaria en la cuestión eventos, así que de esa forma, y con ungranito de arena de todos, surgieron los bares literarios. Hicimos 6 en total en el año, y básicamente constaban de la proyección de cortos y/o fotografías, rondas de lecturas temáticas, música (bandas/solistas en vivo), micrófono abierto para quien quiera leer del público (muchas veces también hubo una suerte de "guitarra habierta") y buffet para quien quería comer/tomar algo.
Cualquier cosa, si queres ver fotos, en mi blog buscá que están (ahí arriba en "Mis Fotos").

DR. FREUD dijo...

Por que tiene que acabar matando a una figura paterna idealizada?

FEliz noche!

María Jesús dijo...

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO A TODOS!!!

Un beso

Maritoñi dijo...

Me sigue intrigando! QUE BIEN LO HACES!