martes, 10 de marzo de 2009

El Juego del Capitán (¡FINALE!)


Bueno, Diógenes, tendremos que pensar el asuntito detenidamente. Si me llegara a equivocar en algún paso… bueno, de todos modos acabo de conocerla, tampoco tengo que preocuparme tanto por lo que le pase… ¡No Diógenes! ¿Qué estás diciendo? Mmmm, a ver…

Comienzo llenando el balde de cinco litros, paso tres al otro y me quedo con dos litros. Ahora vacío el de tres, paso los dos litros ahí y vuelvo a llenar el de cinco. Bien, ahora sólo basta pasar un litro al de tres, ¡y me quedaron cuatro en el de cinco!

Con cuidado lo apoyo sobre la plataforma. La piedra se hunde, escucho el latigazo de una soga al cortarse y el grito de una mujer. ¿Lo habré hecho bien?

Doy la vuelta rápidamente y allí está Mariana, sana y salva, pero algo golpeada por la caída sobre la tierra plana.

- Bueno, veo que salió todo bien. ¡Ahora debo ir a detener a Capitán!
- Esperá, yo voy con vos.
- ¿Estás loca? No quiero volver a ponerte en peligro. Mejor voy solo.
- Diógenes, desde acá te perderías en la selva y tardarías horas en llegar a la Cámara del Tesoro. Yo conozco un atajo, me necesitás.
- Buen punto. De acuerdo, vamos juntos entonces.
- Si primero me desataras sería de gran ayuda…

Nos introducimos en la selva. Mariana me lleva rápidamente entre los árboles, como si los conociera de toda la vida.

- De hecho los conozco de toda la vida.
- ¡Mariana! No interrumpas mis pensamientos.
- Perdón.

Decía que atravesamos fácilmente los arbustos y llegamos a la Cámara. Sin embargo no hay rastros de Capitán. ¿Habría entrado? Le digo a mi compañera que espere junto a las plantas mientras me introduzco en el edificio de piedra. Una vez más lo encuentro vacío. Las imágenes en la pared habían sido retiradas. La puerta que baja hacia la cueva está cerrada. ¿Capitán la habría descubierto?

De pronto un nuevo grito de mujer me saca de mis cavilaciones. Salgo de la Cámara y encuentro a Capitán tomando del cuello desde atrás a Mariana. En su otra mano lleva su pluma. La filosa punta está muy cerca del ojo derecho de la chica.

- ¡Basta de juegos! ¡Ya mismo van a decirme dónde escondieron ese maldito tesoro!
- Si llegás a tocarle un solo pelo…
- ¡Te lo advierto, Mastreta! Dame el tesoro o le arrancaré los ojos.

-¡Tomá, Diógenes!

Una voz conocida distrae nuestra atención: Manuel Palmas aparece desde la otra punta y me pasa el largo cuchillo de Polifemo. Lo abarajo en el aire y le dirijo una mirada desafiante al hombre del saco azul sin manga.

Mariana aprovecha el momento de distracción y le pega un codazo en el estómago. Vislumbro mi oportunidad y no lo dudo: lanzo con todas mis fuerzas y mi mejor puntería el frío metal contra Capitán. Sin embargo éste estira el brazo y golpea el cuchillo con su pluma, partiéndolo en dos.

- ¡Vaya! Parece que la pluma es más fuerte que la espada…
- ¡Diantres! Sabía que debí haber tomado SU pluma en el bar. Alguien lo había dicho en uno de los comentarios…

Capitán mira a Mariana, que sigue muy cerca de él.

- Bueno, mi querido marinerito, como veo que no querés colaborar, voy a tener que empezar quitándole un ojito a esta bella dama. A ver querida…

¡¡¡¡¡¡AAAAAAAAAARRRRRRGGGGGGGHHHHHHHHHH!!!!!!

Una punta de madera atraviesa de lado a lado el pecho de Capitán. Esta vez sí hay sangre. La punta desaparece hacia atrás, introduciéndose por el hueco en el torso del mismo misterioso modo en que había aparecido. Capitán cae hacia delante, dejando ver a una robusta silueta detrás, entre los árboles.

- ¡Oso de Mar! ¡Usted también ha venido!

El Oso da un paso hacia delante dejando ver su pata de palo bañada en sangre.

- Hola Mastreta. ¿Éste era el tal Capitán por el que me preguntabas, no? Ya lo recuerdo, me caía mal. Jamás pagó el arreglo de su bote. Y yo tengo una política muy exigente con respeto al trabajo.
- Este, sí, ya veo… ¡Me alegro de verlos, muchachos! ¿Ahora van a decirme qué hacen en esta isla? ¡Ah, ya lo sé! Se habían quedado preocupados por mí y vinieron a rescatarme, ¿verdad?
- Bueno, en realidad vine a buscar a Jaimovich, estaba preocupado por él. Yo le pagué al Oso para que me trajera en uno de sus barcos.
- Ah, comprendo. ¿Y dónde está el mono ahora?
- Oh, es triste para mí aceptarlo, pero él conoció acá a una comunidad de simios, y creo que se quiere quedar. Lo voy a extrañar, pero si es lo mejor para él…

El señor Palmas no puede terminar la frase: un llanto repentino lo obliga a llevarse el garfio a la cara. El Oso le apoya una mano sobre el hombro.

Dirijo mi mirada hacia Mariana, que se encuentra parada observándolo todo.

- Oh, perdón mi falta de cortesía, ¿estás bien?
- Ya era hora de que lo preguntaras.
- Mariana, ellos son Manuel Palmas y el Oso de Mar, los conocí en la isla Calamar. Muchachos, ella es la única sobreviviente de esta isla. Bien, ya es hora de partir, ¿no? A propósito, ¿cómo llegaron hasta aquí, si Polifemo les había quitado todas las brújulas?
- Muy simple: desarmé el micrófono que tenía en el Baúl de los Objetos Perdidos, le saqué el imán y con las agujas del reloj pulsera creé una brújula.
- Muy ingenioso de su parte, Manuel.
- Oh, fue idea del Oso.

- Y bien Mariana, ¿venís con nosotros? No vas a quedarte sola en esta isla desierta…

Mariana lo piensa por un momento. Sin embargo se da cuenta de que no hay mucho que pensar.

- Está bien, los acompaño.

De pronto el Oso de Mar grita:

- ¡Rápido, huyamos! ¡El lugar se está autodestruyendo!
- Oso, ningún lugar se está destruyendo…
- Oh, perdón. Es que es el típico final: matamos al malo, te quedás con la chica, el lugar explota… ya sabés.

Caminamos hacia los botes. Al llegar decidimos la distribución: El Oso irá con Manuel en su bote, llevando la brújula improvisada. Mientras que yo iré con Mariana en el bote de Capitán, utilizando una brújula que el señor Palmas le robó a Polifemo luego de su pelea.

- Una duda, ¿dónde está Polifemo? ¿No piensan abandonarlo en esta isla desierta, verdad?

Palmas y el Oso se miran esbozando una sonrisa. Presiento que nunca más voy a volver a ver al carnicero.

Si fuera omnipresente podría describirles la siguiente escena: el carnicero tuerto atado de pies y manos, colgando sobre unas cañas y piedras filosas. De pronto grita “¡Cuidado, mono idiota! ¿A dónde vas con eso?”. Jaimovich avanza lentamente portando un balde de cinco litros de agua, lleno. Como está muy cansado lo apoya sobre una plataforma de piedra.


Estamos en altamar, el sol está cayendo. El cielo se tiñe de rosa. Mientras remo me pierdo en los ojos de Mariana. Ella es realmente una joya. Eso me recuerda algo…

- Mariana, tengo una pregunta que hacerte… ¿Dónde está el tesoro?
- Mi querido Diógenes, ¿es que no te diste cuenta todavía? El Tesoro lo llevo aquí dentro.

Al decir eso se toca el vientre.

- ¡¿Estás embarazada?!
- No, tonto, lo llevo aquí, en un bolsillo interno.

Mariana extrae una cadena de oro. Me dice que ese adorno fue venerado durante mucho tiempo por su familia y que ella lo rescató cuando se escondió en la cueva. Miro la pieza: es una cadena preciosa con un gran medallón que representa un sol dorado. Al presionarlo escucho un click y el medallón se abre en dos, dejando ver lo siguiente:


Para el Oso, ganado en buena ley. ¡Felicitaciones!

La brisa marina y el reflejo dorado confunden el rostro de Mariana con el de una diosa. Me sorprendo diciéndole:

- Mariana, en la isla a la que vamos hay un bar muy bonito. Estaba pensando que si vos querés, algún día podríamos…
- ¡Ni lo sueñes!



EL JUEGO DEL CAPITÁN ® [2009]

Dedicado a todos los fanáticos enfermos como yo del Monkey Island.
Gracias, muchas gracias a todos por jugar. Sin ustedes del otro lado esto nunca hubiese sido posible.


-----------

- Bueno, al fin terminó.
- Sí, ya era hora de que se ponga a escribir otra cosa. Hace un mes que viene robando con lo mismo.
- ¿Nos vemos comentando otro texto?
- Tal vez, muchachos, tal vez…









¡YA APAGÁ LA COMPUTADORA Y PONETE A HACER ALGO ÚTIL!

22 comentarios:

Maritoñi dijo...

Menuda manera de crear una brújula. Es ingenioso.
Yo también pensaba que iba a estar embarazada. Menudo tesoro sería eso. Que me lo digan a mi que estoy de tres meses.
Precioso final Galán.

Viviana dijo...

Bravo! bravo! ¡un maestro! Hermoso remate,con todoslos ingredientes. Un abrazo

VALENTIN dijo...

Compadreeeeeeeeee!
Auchhhhhhhhhhh! ganó el oso, felicitaciones pues, por más que traté de ingresar a Blogger en Cuba me fue imposible, y luego dicen que la esclavitud se avolió JA! acabo de llegar y tirando el equipaje apenas te leo.
Gracias por el galardón anterior, ahora si lo puedo colgar, antes necesito un buen baño y un delicioso café.
Un abrazo. paso a leerte detenidamente en 2 horas y 37 minutos, ok? lol!

Na dijo...

Un buen final, aunque Mariana lo tornó un tanto cursi.

¿Premio consuelo? jajajajjaaa

El Jardinero del Kaos dijo...

por fin!!!
ya queria otra cosa!!!
por un segundo pense que el que mataba a capitan era el simio, pero bueh!!!

bien jugado!!!

monkey island(enfermooooooooooo!!!)

menudo de pollo!!!

Una Dama dijo...

=)

Extranjera dijo...

Felicidades al Oso y a ti por completar tu historia. Creo que nos divertimos pero la verdad verdad ya quiero leer sobre otras cosas, quiero textos que hablen más de ti.
Abrazos

Passion dijo...

CAPOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!
Increíble como narraste la historia...mas que entretenida!
... con ese toque de humor que me saco mas de una sonrisa y ni hablar al momento de tener que hacer cuentas jajaja...ME EN-CAN-TO!
SÉPALO!

FELICITACIONES Galán... gracias a vos por regalarnos tus creaciones, de verdad se aprecia y mucho ;)

Besos Apasionados!

Terapia de piso dijo...

Por fin. Ya podré leerte de nuevo. Al menos que hagas otro juego.

Saludos

José Roberto Coppola

Patricia dijo...

Me perdi gran parte de la historia por mi viaje :(
Pero la leo en post anteriores ahora que regreso y me alegra por el oso que le dio en el clavo ;)
ahora me paso por los anteriores!
besos! me encantan tus historias!

el oso dijo...

Estimado Galán: agradezco el premio obtenido. En realidad quien se debe llevar todos los premios es ud. por la excelente historia que nos ha contado y nos ha tenido en vilo todos estos días. Con una creatividad y originalidad únicas y un humor que me ha deleitado enormemente.
Por otra parte, es cierto que omití decir que mis áreas son matemática y física y supongo que será (poco) esclarecedor lo siguiente:
1° no sabía que la resolución iba a ser de este tipo (para que no me maten)
2° hasta entonces no había pegado ninguna (ahora sí es para materme).
Abrazo enorme, ah y en el descuido ya me afané el premio, por las dudas que lo reconsidere...

Pablo dijo...

¿Sale del horno un Maniac Mansion? Por favor, por favor, por favor.

Extranjera dijo...

Galan en venezuela le dicimos bragas a lo que usan los mecanicos y a las q son de jean q se ponen los ninitos de prescolar. A las bombachas les decimos pantaletas. Por cierto ayer sone que tomaba fernet. Loco, no? Abrazos

Atenea Kamet dijo...

Felicitaciones por terminar su historia, mi querido Galán! Lo que más me gustó de ella es que la chica no se quede con el protagonista!
I´m very tired... I´ll see you!
Kisses

ÓNIX dijo...

Ay mi galán no logré leer toda la historia antes del momento del final..

Pero igual te felicito porque como siempre lograste mantener a todos concentrados en tu escritura que definitivamente atrapa a cualquiera.

Besos, ves? ya no me ausento...

VALENTIN dijo...

pasé a la hora prometida, pero no estabas. Ya he enganchado mi distinción. está en primera fila.
Cómo vas? saludos!!!!

lascivia dijo...

Sos un GENIO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!Maravilloso, en realidad me encantò, por favor, espero otro juego.
Besos d los nuestros.

ana. dijo...

Este Juego del Capitán fué precioso del principio al fin.
Una historia que me mantuvo atrapada desde el 3 de febrero hasta el 10 de marzo!!!...y hasta lograste que intentara ejercicios de lógica mientras cenaba...A eso yo lo llamo ESCRIBIR BIEN, que de eso se trata no?
La cuestión es que estos personajes tuyos parecen escapados de esa maravillosa literatura que parece olvidada, pero que por suerte retorna en otro "formato" y con la magia intacta.
Me alegra haberte encontrado.
Me gustó vivir esta aventura de mares, islas y tesoros escondidos. Gracias por invitarme a navegar.
Un abrazo.

giselita dijo...

genial, como siempre...una observacion: siempre estas rescatando mujeres desprotejidas, casualidad?
la proxima me gustaria un personaje mas duro.
celosa yo? ni en pedo!!!
aparte yo te conoci primeroooooo!!!!
besos miles

Agua dijo...

Hola querido Galan!! nunca es tarde y asi que con un poco de retraso porfin pude acabar de leer la historia!!!! y que decirte mas que ...ME HA ENCANTADO!!!!!!! He pasado unos dias en Lisboa para desconectar de las rutinas mundanas que ultimamente han decidido instalarse en mi vida, pero ahora ya he vuelto con algo de aires renovados...asi que te sigo bien atenta como siempre! un beso!

Gara dijo...

Guau un final muy bueno la historia genial, entretenida y muy divertida, felicidades por ella, y felicidades al ganador.

Besos

Luzzy Duran dijo...

en hora buena al oso y que buen final!!, con sangre jejeje, un beso y millones de abrazos etéreos :)