lunes, 16 de noviembre de 2009

19-El bueno, el malo y el feo



El Feo de los Monoblocks respira de forma jadeante y entrecortada: ha estado atravesando diversos universos persiguiendo a Santino Conde, en busca del camino que lo llevara al Barrio.

-¿Están todos acá? ¿No me digan que llegué tarde? –Dice, arrastrando las palabras.

Mira el frasco dorado: aún está en las manos de Diógenes Mastreta. La desesperación que puede sentir en el Hombre Vinchuca le indica que aún está a tiempo de evitar el colapso:

-Parece que todavía no comieron todos del fruto prohibido…

La bestia se arroja de un salto sobre Mastreta, pero el héroe encapotado salta sobre él y lo intercepta en el aire. Ambos caen rompiendo varias mesas.

-¡Santino, rápido! ¡Bebé del frasco!

Con un movimiento ágil el Feo se quita al Hombre Vinchuca de encima y se dirige hacia un nuevo objetivo: Santino Conde. Johnny John y Rocambole se deciden a enfrentar al monstruo, pero son fácilmente quitados del medio. Valentín Flores alejan a las mujeres del peligro, dirigiéndolas hacia la cocina.

-Entren acá y no salgan por nada, ¿entendieron?
-Pero Valentín, mi amor… -Suplica Julia.
-¡Yo quiero luchar! –Se le une Mariana.
-No Mariana, ustedes dos se quedan acá, cuidando a Victoria.


Santino Conde lanza un golpe sin éxito a la mandíbula del Feo de los Monoblocks, pero ésta parece ser de acero. El villano retruca con puño cerrado. El golpe es detenido por el Hombre Vinchuca:

-Yo me encargo de él, Santino, ¡pero vos bebé el líquido!

Una vez más el héroe insecto es arrojado con fuerza. Rompe el vidrio de una de las ventanas y cae en el exterior del bar. Ahora es Somosa quien intenta detener a la bestia, pero también es eliminado con facilidad. El Feo vuelve su mirada hacia Diógenes Mastreta:

-Dame ese frasco…

Genaro Cúspide golpea a la bestia con una silla, partiéndola en su espalda. El gigante trastabilla, pero se recupera rápido y con un revés deja al inmortal fuera de combate. Florencio Gauna aprovecha la distracción para arrojarle una jarra de café caliente sobre el rostro. Eso sí parece dolerle: el grito desgarra el ambiente.

-¡No podrán detenerme! ¡Ninguno de ustedes puede!
-¡Cúspide, atento! –Grita Diógenes y le pasa el frasco por el aire. Pero el Feo intercepta el envío y toma el recipiente.
-¡Voy a destruir esto, y ya nadie podrá salvarlos!

Un brazo digno de un gigante antediluviano sostiene el líquido dorado sobre su cabeza. El Hombre Vinchuca vuelve a entrar en escena y golpea al titán por la espalda haciéndolo caer. El recipiente mágico se precipita directo hacia un final de añicos contra el suelo. Sin embargo una vez más Ángel Vergara con una fantástica palomita lo ataja un instante antes del trágico final. Algo del líquido se derrama: sólo queda para un pequeño trago.

Ángel divisa a Santino: está exactamente del otro lado del bar. Intentar un lanzamiento desde allí sería muy riesgoso. No obstante, no queda tiempo que perder.

El Feo se levanta una vez más y comienza una fiera lucha contra el Hombre Vinchuca. La capacidad del héroe de resistir los golpes lo ayuda bastante, aunque el gigante lo supera en fuerza. Sabe que pronto será derrotado.

Valentín Flores vuelve desde la cocina. Vergara aprovecha el correo del ser y le pasa el frasco:

-¡Rápido! Hay que hacer que Santino lo beba.

Flores se apura pero no es fácil caminar entre tantos muebles rotos y cuerpos tirados. El Feo noquea al Hombre Vinchuca y lo lanza contra el dueño del bar. El frasco cae sobre una mesa, donde un absorto Linares lo mira con curiosidad.

-¡No! ¡No te lo tomes! –Grita Ángel Vergara - ¡Sólo queda un trago!

Linares se lleva el frasco a la boca. De pronto Santino exclama:

-Esa copa está medio vacía: dejá que yo te la lleno.

Linares acepta el truco y le pasa el líquido a Santino Conde. El Feo avanza con dificultad y se precipita sobre él.

-¡No voy a dejar que lo bebas!

Sólo queda alguien en pie capaz de reaccionar: K se interpone en el camino de la bestita con los brazos extendidos. Un horrible crujido resuena en el aire: K mira hacia abajo y puede ver el brazo del Feo de los Monoblocks atravesando su estómago. Un hilo de sangre cae lentamente por la comisura de su boca. Cuando comienza a perder la sensibilidad y la vista se le nubla, repentinamente un nuevo brote de vitalidad corre por su cuerpo. Santino Conde apoya el frasco vacío sobre una mesa, luego de haber bebido todo su contenido.

Trece brillos dorados revolotean bajo el techo del Albatros. Trece almas se unen y conjugan en una sola presencia.

-Hola, ¿esperabas a otra persona?

La jovial voz se dirige hacia el villano.

13 comentarios:

Carla dijo...

Aaaaaaaaaaaaaaayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy!Cuanta acción y emoción y suspenso tiene este capitulo. Esta lucha con el feo me encanto... Ahora con la unión de los 13 quizas puedan eliminarlo.
Estoy encantada con esta historia!
Espero el próximo capitulo con ansias!!!

SIL dijo...

EL BUENO, es el Hombre Vinchuca?
EL MALO, es Santino ?
EL FEO de los Monoblocks, es la bestia ?


La voz jovial que se dirige hacia el villano... sos vos, que serías su opuesto, cosita????

Si entendí todo al revés, so sorry.

Te dejo igual la música de fondo. Si fumara, me prendería un Camel, pero no , así que me voy SILbando bajito.

http://www.youtube.com/watch?v=0tQHbrDBYt0

;D

El Jardinero del Kaos dijo...

La palomita de Angel Vergara,
Grande el hombre vinchuca!!!
El titulo...gracias!!!
Santino, ese bastardo amarillo!!!

Es muy bueno, demasiado bueno para no terminar en un libro, que esperas para publicar...esto va cabeza a cabeza con 31.

y la voz jovial, no puede ser de otro que del omnipresente.
para decirlo de una manera menos obvia:
Green Lantern vs Power Ring.

espero el proximo con ansias!!!
abrazo

Pablo dijo...

Ahora sí, ya puedo arrancar mi día. Cafe con leche y "entrada", la combinación perfecta.

Transformaciones Poéticas dijo...

Yo atrevida ja pero paso a decirte que cambié mi link... ahora entras por transformaciones poeticas...

cariños.
gracias por pasar igual vos a mi blog... te debo miles de comentarios a tus cuentos... :( disculpas miles de disculpas... muakkkkkkkkkkk

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Ufa... sé que todos me van a odiar, pero yo ya quiero que termine esta así empieza otra historia. O textos sueltos como antes.

Es que esta no me entusiasmó y a estas alturas no entiendo nada.

En fin...
vale más mi sinceridad según Juan.

;)

Norma Ruiz dijo...

GALÁN:
MIENTRAS TOMO ALGUNOS MATES.
ACOMPAÑADOS DE UNAS RICAS FACTURAS.
¡OH, SE ME ATRAVESÓ UNA¡¡QUE PASÓ¡
mi galán. esté capitulo tiene suspenso, emoción. hasta se me ha puesto los pelos de punta.
unicamente leyendo tus historias. logras que mis días sean más lindo-
te quiero amigo

PatasCortas dijo...

Son increíbles tus historias, qué manera de captar atención por dios!
Entré al barrio en puntitas de pie, y ahora no me puedo ir.
Fascinante, felicitaciones

Jaz3000 dijo...

Excelente capítulo, GdB, aún estoy en la duda que surgió desde hace ya varios capítulos, pero me gusta mucho el suspenso que pones en tus historias ;).

Espero que pronto las respuestas aparezcan más evidentes :) tengo ganas de saber más.

Un beso grande ;) y muchos abrazos.

Arya dijo...

Y ahora suspensooo... que escritor ; )

Buen fin de semana Sr Galante!

Terapia de piso dijo...

Y quién no está detrás de su propio elixir.

Un abrazote, Galán.

José Roberto Coppola

ana. dijo...

Juancito: tus textos son mis historietas queridas de las siestas de la infancia. Cada párrafo son esos pequeños cuadraditos donde se dibujaba la historia.

Besitos de historieta

HUMO dijo...

Ojo , este también lo leí!
tarde pero seguro!
Me gusta por el precio de uno compro dos.
=) HUMO