miércoles, 4 de mayo de 2011

Tercer Anal del Barrio


El Barrio completa su tercera vuelta al Sol. ¿Qué ocurrió exactamente después de los hechos recopilados en el Segundo Anal del Barrio? Un terrible sube y baja que vuelve a subir.

En primer lugar, el ausente Galán (nada se sabe aún de él luego de su apocalíptica batalla y consecuente desaparición) parece haber redactado desde algún confín olvidado cuáles eran sus Felicidades intensas, sólo para pasar luego a descargarse sobre ciertas Cuestiones arrítmicas y acabar pensando en qué pasará Cuando seamos ellos.

Entonces, un halo de oscuridad mezclado de esperanza hizo que el Barrio mezclara primero y casi cediera por completo después, las ficciones por las reflexiones. Así llegaron La lista negra (situaciones límites de la vida), Dos que son uno (meditaciones en el auto, o automeditaciones) y Armonía (un escueto deseo de paz y felicidad con sabor holístico).

Pero las historias lentamente renacían, surgiendo así la primera entrega de las Crónicas de Eutravia: Sobre su gobierno y administración, una pseudoentretenida Falacia socrática y un Día del Juicio anunciado en la Profecía autorrealizadora.

Un nuevo instante de cavilaciones acerca de las cosas que se pueden o no llegar a hacer en los pocos días que nos toca el aliento regresó en Quanto. Justo antes de ser testigos de un diálogo interno-exteriorizado entre citas canónicas sobre los Cristales rotos de la identidad personal y un leve excursus acerca de los Contrafácticos y subjuntivos, la ficción se permitió jugar una vez más a través del cambio del Punto de vista.

Entonces el presente 2011 llegó para terminar de definir la partida. Tras un recreo que inspiró una nueva entrega de las Crónicas de Eutravia: La bala y el coronel, un último asombro lúdico gracias a un cotidiano Juego de espejos, y un encargo que, nobleza y amistad obligan, produjo una serie de Declaraciones descartables, se arribó raudamente a la recta final.

Atrás quedaron las risas tras ingerir un sorpresivo Café amargo, que se convirtió tan sólo en la primera estación de un fatídico tren dirigido hacia la no-lógica del enamorado (para quien Uno más uno igual a tres), el desgarro suave y constante del ciego que no saber ver las Agonías preanunciadas, y el reconocimiento final de que los deseos de permanencia y eternidad son tan sólo vagas Ilusiones humanas.

¿Qué queda entonces de uno mismo cuando todo se pierde? La historia que uno mismo reconstruye. Y nada mejor que conocer a alguien para re-construirse a través de los Atrezzos que conforman nuestra identidad. Entonces es cuando se reconoce que nunca se vuelve, sino que siempre se está comenzando. Y un servidor debe reconocer que nunca ha comenzado algo tan bien como ahora.

¿Cómo seguirá? La historia no está escrita. El destino y el azar juegan contra su voluntad apostando sus deseos e inspirando nuevas letras.

El Galán, desde donde sea que esté, agradece a todos los fieles compañeros que pese a la pérdida de vigencia de los presentes medios virtuales continúan visitando su Barrio.

¡Salud!

10 comentarios:

ana. dijo...

Y yo brindo con vos del otro lado de la luna, como cuando era el comienzo. Porque, despues de todo, en los barrios literarios, donde florecen la magia y el encuentro, siempre todo está por comenzar.

Muchos besos, Juancito querido.

Berserkwolf dijo...

salud, y a mi parecer un año que pasa muy rapido jeje

Ginebra dijo...

Salud Galán…siempre un placer deslizarse entre tus letras…

Muackss!! ;-)

SIL dijo...

Pese al embate de la moda, DONJUAN, Felicidades !

Un beso démodé

SIL

Paula Daiana dijo...

Brindo pero que sea con un fernet de por medio y mirando a los ojos...
No recuerdo que día descubrí su barrio pero si sé que apenas leí dos artículos me encontré con una sensibilidad especial y una mirada de ver la vida que escasea en estos tiempos y no es tan común!
Salud!
Pau

Giselita dijo...

Salud Galan!!!
Y que lindo que es eso de que la historia no este escrita, de no saber como seguira y que el destino y el azar jueguen contra nuestra voluntad, si no seria muy aburrido!!!!
Felicidades, y muchos besos!

el oso dijo...

Estimado Galán inspirador, paso por aquí -como siempre un poco relegado últimamente- para felicitarlo por lograr su tercer anal.
Hay entre líneas algunos posts que no he visitado, es cierto, pero ello no me inhibe para proponerle que siga escribiendo en ese estilo tan abrecocos que lo caracteriza.
Abrazo enorme!

HUMO dijo...

Siempre brindando con usted :)
Siempre!

Besos!

=) HUMO

VALENTIN dijo...

Mi compadre, un escritor siempre tiene un cuaderno con hojas en blanco para escribir siempre una historia. Un abrazo y te felicito por el tercer aniversario de tu extraordinario blog. Feliz día!!!!!

S.S dijo...

del 3 pase al 2 y del 2 al 1 me leei TODOS los textos, fue una maraton del barrio ,)