sábado, 28 de junio de 2008

Charlas negras




- Para mí un café con leche con medialunas, ¿vos?
-Un cortado, en jarrito.
-¡Siempre el mismo vos! ¡Se gaisssssssssssssta!
-Che, ¿la moza esta es nueva?
- No sé, ¿está buena, no?
- Sí, medio rellenita, pero se le da.
- Tranquilo.
- Contento…
- Ja, últimamente se regala el contento.
- ¿Tus cosas bien?
- Y, acá, qué sé yo… el laburo, la facu, lo de siempre…
- Uf, no me hablés de laburo.
- ¿No te sale nada aún?
- El otro día fui a una entrevista, para cadete, lo de siempre…
-¿Y?
- Nada, quedaron en llamarme.
- Ya fue.
- Opa, mirá esa… terrible.
- Sí sí…
- ¿Y vos con la mina esa con la que andabas?
- Nada, nos vemos… pero no pasa de ahí.
Che, ¡pero mirá esas dos!
- ¡A la madre y a la hija!
- Obvio, queda todo en familia. ¿Y vos qué onda?
- ¿Con qué?
- Con tu chica.
- Bien, parece que va la cosa.
- Bueno, genial. Ojalá se dé.
- Sí…Che, sí, está buena la moza.
- Es que todas las mozas tienen un plus, ¿viste? Tienen eso de que son mozas…
- Si, eso del delantalcito, ¿y viste cómo miran?
- Sí, pasa que te miran porque están laburando, para ver si necesitás algo…
- Claro, como las minas de Mc Donald, siempre tan sonrientes.
-A mí me encanta cuando estoy borracho, al final de la salida, pasar por Mc y llamar a las minas por su nombre, tipo “¿Paulita me das un tostado?”, viste que lo tienen escrito en la camisa.
- Vos le mirás las tetas…
- No, ¡si son una peor que la otra!
- Igual las minas, no sé, no las entiendo a veces…
- No, yo tampoco. Una vez le dije a una que los hombres tendríamos que poner huevos…
- ¿Qué?
- Claro, para reproducirnos… sin sexo entre nosotros, obvio. Ponemos un huevo y listo. Y las minas no existen.
- ¡Tas en pedo vos! ¿Qué harías vos sin las minas?
- Bueno, por ahora me las vengo arreglando bien solo.
- ¿Cuánto hace que no la ponés?
- Y, un tiempito…
- ¿Cuánto?
- Seis meses…
- ¡No, boludo! ¡Ya debés tener queso en las bolas! ¡Se te van a hacer cubitos Knorr y no te los vas a poder sacar!
- Y bueno… pero mirá qué buena está esa.
- Me caso.
- ¿Y la amiguita? Jaja.
-Mmm… contento.
-Últimamente se regala el contento…

8 comentarios:

giselita dijo...

tipica charla de hombres, a pesar de estar bien con su chica tiene que mirar y hacer comentarios sobre cualquiera que tenga tetas y culo

Anónimo dijo...

Pasé
Leí
Voté
Comenté
Ergo
Existo?

Saludos cobarde

El mensajero de los astros.

magaragonese dijo...

que charla de mogolicos, sin ofender a los que padecen sindrome de down y se les dice asi.

Cecilia dijo...

los hombres tendrían que poner mas huevo…

Lauri dijo...

Los hombres deberían agradecer taaaanto.
Ya voté. Está de más decir que el voto fue para Nelson De La Rosa, no? :P

Consultora Sentimental dijo...

¿Querés que guste de vos?

Nosotros creamos las condiciones necesarias.

Esquema personalizado de satisfacción garantizada.
Aplicamos el método imperceptible. Trabajamos con el inconciente. A través de la manipulación de las circunstancias.

Mandanos un mail a asesoramientosentimental@gmail.com para hacernos tu consulta.

Suaznabar dijo...

Nunca tuve una charla así.. Qué sé yo...

Duquesa de Katmandu dijo...

Hola Galán:
jajaja, es una "típica" charla masculina entre jovenzuelos. Y ojo que no me fío de los tipos ideales (valga la reduncia, jajaj).
Saludos, y gracias por pasar por Nepal