martes, 7 de julio de 2009

Crónicas de Badhar El Grande


Badhar El Grande poseía grandes campos de Falopio en la ciudad de Goz. Un día, aburrido de todo hacer y enajenado de todo andar, cortó raíces viperinas y dedujo el sendero más sensato hacia la epifanía neural. Así fue como tomó su tronchera, destornilló su mula y echó a mular.

La tarde se hacía noche cuando Badhar el Grande se alejaba de su querida Goz y entraba en el desierto de Arnés. Pasó doce noches y tres días vagando entre arenas fétidas y coronillas mal pintadas, saboreando tan sólo el color de la carne y el sabor de las nubes bermellón. Mas, al décimo tercer sol su cuerpo languidecía de hambruna y estiércol.

A Badhar El Grande sólo le importaba una cosa: llegar a la colina de Rúcula, donde vivía el gran sabio zalamero Putín del Ort, ídolo de niños mancos y curador de sordos que no quieren oír. Putín del Ort tenía ciento noventa y nueve años y nunca había visto a un ciego. Sin embargo creía en ellos.

El Majar de Guadalupe, primo extraño del Maraja de San Telmo, le había dicho a Badhar El Grande una vez: “La matemática está compuesta de juicios sintéticos a priori”. Quién sabe qué le habrá querido decir. Lo importante era que Badhar El Grande sentía ardor por sus famélicos órganos digestivos. Y lo único que tenía junto a su ser, en aquel abismal desierto rastrero, era su vieja y querida mula, Eulalia.

El mahometano se encontraba en una disyuntiva: seguir avanzando sin ton ni son, y resignarse a morir de hambre con tal de alcanzar la sabiduría de Putín del Ort, o, caso contrario, comerse a Eulalia, vivir por un rato, pero perderse en las arenaidas de la ignorancia.

De pronto, cayó la noche y Badhar El Grande tuvo un extraño sueño: se encontraba en el desierto de Arnés, solo con su caballélido, pero era de día. Un súbito viento lo despertó: de pronto Badhar El Grande ya no sabía si era de día, de noche, si era Badhar El Grande, una mula renga o una mariposa que estaba soñando con ser un oriental.

En medio de una vigilia que podía no ser tal, se abrió la tierra, nació un cactus y al partirse a la mitad, la figura del maestro Putín del Ort se irguió diciendo: “hijo, no lo dudes más: cómete a Eulalia”.

Badhar El Grande tomóse la gorra, devolvióse la mirada hacia su interior y acabóse en los pantalones. El sabihondo suicida respondióle: “ahora déjate penetrar por la sabiduría”. Y Badhar El Grande se dejó.

Al volver a sus tierras de Goz, acusó su renguera a una enfermedad transmitida por su difunto animal y dijo haber aprendido una gran lección, que prefirió no contar.

18 comentarios:

Carla dijo...

Interesante historia... muy bien relatada

El Jardinero del Kaos dijo...

miracle!!! llegué temprano.

Este el Galán que el pueblo pide a gritos en la plaza del barrio.
estos son los relatos de la gente...
"Seguro en este relato haces referencia a cierto hecho ocurrido en tu vida que te marcó a fuego, sin dudas al hablar de Badhar, estas poniendo ciertas cosas de tu persona en el y blah, blah, blah..." (no faltará el que piense eso)
Es simplemente una cronica de Badhar El Grande...sean mas literales.

un abrazo Galán.
Gi joe o Transformers?
La parodia de BTTF q usé creo que la habias usado vos primero en 31.

Patricia dijo...

Cada una de tus historias lleva un mensaje debo decir, recuerdo tus anteriores post conflictuados en la realidad humana, ahora entras en un nuevo camino, diferente, supongo son las circunstancias de cuanto estas pasando (los relatos son claramente las expresiones vivenciales del autor).
Un personaje idealizado y un seguidor frustrado, una historia excelentemente relatada pero que no es tan "tu"; no se si me entiendes (espero que si :(
Aun con tus salidas no dejas de brillar mi querido y admirado escritor!
besos,

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

vale pensar mal?

LOLI dijo...

YO PIENSO MAL,esa cojera!!....dejate penetrar por ...mmmmm y se comio a la pobre mula?Bueno cuando hay hambre....
Esta muy bueno el relato,yo no se si sera de humor,pero me he reido un rato¿putin?
BESAZOS AMIGO.

Terapia de piso dijo...

Si lo cuentas todo terminas por convertirte en lo más deplorable para cualquier hombre: ser un tipo predecible.

Saludos, Galán.

José Roberto Coppola

Nina dijo...

Buenisima... y si, mejor q no contara nada... besos Galan =)

CLARA dijo...

La entrada...es original y cómica, mi pésame si es solapadamente autobiográfica (:P
Galán de barrio...?
Un sólo galán para todo un barrio?
O es muy grande el Galán...
O es muy chico el barrio...
Investigaré antes de opinar.

el oso dijo...

Pobre... de Badhar pasó a Medhieron... bueno, ya vendrán tiempos mejores.
Moraleja: no le hagas caso a Putin del Ort si no estás convencido.
Abrazo

Majo dijo...

Hola soy tu nueva visitante, me gusto muy interesante, te estaré leyendo,besos
Majo

www.refugiodelkaos.blogspot.com

Filosofando al vacío dijo...

Hay cosas que no son para contar... hay cosas que no son para saber...

Cada cual con su precio, cada cual con su aspiración...

Saludos
Alejandro

CLARA dijo...

Puedo decir con claridad,
que tras un lento y cansino barrio-tour,
estoy en condiciones de leerte.

Giselita dijo...

A mi me encanta!!! Me reí mucho.
Cada tanto está bueno uno de estos.
Espero más.
Besos Galán!!

Carla dijo...

Hola Galán!
Me parece muy bien que me hayas dicho lo que pensabas del cuento, sino te gusto, no te gusto y punto. Cuando uno sube algo a un blog sabe que no a todos les puede gustar. Y lo que mas te agradezco es que no solo me dijiste lo que pensabas sino que fuiste respetuoso.
No te voy a mentir, me dolio un poquito... pero es que cuando uno publica, o por lo menos en mi caso, es porque le parece que esta buena la historia. y bue... todos tenemos un poquito de ego Galan, jejejeje.
Quise escribir algo distinto, pero se ve que no me salio... Habra que seguir practicando.
Igual, gracias por ser sincero y marcarme tu punto de vista. Toda critica sirve para crecer.
Gracias, besos y buen fin de semana!

Carla dijo...

Galán: hice una aclaracion en los comentarios del cuento, porque muchas personas se lo tomaron a mal (el cuento)... Pasa por si la queres leer, esta en comentarios.

¿Lesbiana? dijo...

Jajajaja. ¿Será que la sabiduría viene en forma de sexo?

§♫*€lisa*♫§ dijo...

jajaja me gustó el relato
Putín del Ort
es sin duda toda una genialidad de personaje
es un texto fresco y sarcástico

felicitaciones

Paula Daiana dijo...

Galán al final recibió 17 comentarios, buen número aunque no me gustan los impares así que acá va el 18...
A mi me gustó este estilo, su historia del Badhar el grande y su mula y este juego de palabras sin sentido pero con connotaciones más que interesantes.
Buenas sus palabras inventadas y me pudo el "aplacar los famélicos órganos digestivos".
...además me hizo reír mucho y eso siempre es bueno
Besos de domingo.