miércoles, 10 de marzo de 2010

Espiral

Acomodó una mesa y se sentó, tratando de recordar lo sucedido. Había habido una gran batalla allí, mucha gente involucrada. Lo que no podía recordar era contra quien luchaban.

Se levantó, caminó por el lugar, esquivando vidrios rotos y trozos de madera. El pico de una botella señalaba la salida, destilando olor a whisky. Se acercó a la barra, preparó un fernet y contempló las ruinas de lo que alguna vez había sido su obra.

Todo había comenzado con un viaje, una aventura que lo había llevado a conocer a un amigo querido como un padre y al amor de su vida. Luego la traición, ganar la apuesta e invertir en su único sueño: un bar. El Albatros.

Pero Valentín Flores no sabía que el mismo Albatros, final feliz de sus peripecias, iba a convertirse en principio atroz de nuevas odiseas, que culminarían en su destrucción. Final, principio; creación, destrucción; nacimiento, muerte. Ningún final es definitivo y todo vuelve a comenzar.

Marzo. Mes que, junto a diciembre, recuerda la circularidad infinita del tiempo. El eterno retorno de lo mismo. Diciembre, mes de conclusiones. Marzo, mes de volver a comenzar. Y así toda la vida en este círculo cerrado que llamamos tiempo.

-Parece que vas a necesitar algo de ayuda con esto.

La voz proviene de donde alguna vez había estado la puerta principal. De pie junto al umbral, estaba Somosa. Quien lo conociera lo vería de manera distinta: ya no el hombre inseguro que espera, ahora parecía decidido, confiado, listo para actuar. Primera muestra de que el cambio es posible.

-Estoy arruinado –Reconoció Flores.
-No te preocupes, tengo una propuesta.
-Te escucho, cualquier mano me vendría bien.
-Bueno, todavía guardo dinero de mi indemnización. Tenía pensado invertirlo con un amigo que conocí en Marruecos, pero dado que él ya no está aquí…

Silencio incómodo. Arrieta, Q.E.P.D.

Continuó Somosa:

-Creo que puedo usarlo en este bar, ayudarte a reacondicionarlo.
-¿Ser socios?
-Socios, claro.
-Reabrir el Albatros…
-Bueno, con respecto a eso, estaba pensando en un cambio de nombre…

Segunda señal. Tal vez el tiempo no era un círculo. Quizás sea más bien como un espiral, que vuelve al mismo lugar, pero ya no es el mismo.

Cambiar, señal de que estamos vivos.

23 comentarios:

ana. dijo...

Es que todo lo que cambia renace, Juancito. Como renace tu universo aquí en el barrio, cada vez que alguno de tus personajes se despiertan de su última historia y vuelven a ser a través de vos. Con otro nombre, otro color, otra voz. Con otro Juan que los escribe para volver a comenzar.

Gracias, por seguir escribiendo siempre

besitos

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Me quedé pensando en eso... qué cosa increíble el tiempo...

Las batallas estancadas.

Las batallas se pierden o se ganan.
Pero nunca acaban.

Eso pienso yo.
Algo así como tu espiral.
Siempre te está esperando un volver a comenzar.-

Martín dijo...

Muy bueno! La vida sin cambios sería tan aburrida

Jaz3000 dijo...

Me gustó mucho la conclusión de este relato. Cúantas veces uno ha vuelto al origen para ver que no es lo mismo... Incluso la gente.

Hm. No tenía idea que ibas a retomar a tus personajes, bueno, han aparecido en escritos anteriores, pero de forma sutil. Es difícil dejarlos jeje.

Un gran abrazo, espero que pueda ponerme al día cuando vuelva, nos vemos ;)

Berserkwolf dijo...

la mejor vuelta a un eterno retorno que haya podido presentar...
una resolucion(como ya voy notando) muy de la casa, espiral en esta ocacion jaja insitare a algunos amigos a leer este texto, va muy acorde a este presente en el que estoy presente

SIL dijo...

Marzo, mes de volver a comenzar...
Marzo...


Tu última frase
-para enmarcar-
me ha recordado el quijotesco ¨ladran, Sancho...¨

Esperemos que Arrieta no vuelva del más allá para reprochar el CAMBIO de PLANES de inversión de Somosa
(porque ese reclamo podría traer problemas)

Un beso grande, Donjuan.

SIL

Ginebra dijo...

Como la sangre no deja de bombear a nuestro corazón, como el clima en cada estación, como la lluvia sobre el cristal, como cada cosa o ser que nace...hasta que llega su final...el tiempo...continuo movimiento, cambiante y deslizante...

Bsos...

HUMO dijo...

Mozo, me reserva una mesa?
Quiero apuntarme ahí, donde pasa la vida de estos personajes que se encuentran esparcidos en cada uno de nosotros.

Para mi,moscato frío y una picadita, gracias!

=) HUMO

Maqui dijo...

me hiciste reflexionar por un instante....es interesante, y porque no curioso, como el tiempo puede destruirnos o alzarnos a lo mas alto frente a un mismo punto de partida.

raro, pero interesante.

El Jardinero del Kaos dijo...

por un momento me hiciste recordar a: "Marzo en telefe!!!"

No de verdad, que bueno que la nueva temporada del barrio arranque, y con reves de los personajes, o con cambios...o no,
siempre sorprendes.

El bar se va a llamar la espiral???

un saludo

TAMIA dijo...

Sin dudas hay que dejer esa seguro monotomia..ese lugar tan nuestro .
No sabemos hacia donde pero sera mejor aprenderemos

Galán de Barrio dijo...

"nueva temporada" jaja!

después van a salir los dvd!

Giselita dijo...

"Cambiar, señal de que estamos vivos"... En eso estamos.
Andá reservándome los DVD, son de coleción!

El Jardinero del Kaos dijo...

Si, mi estimado, es una nueva temporada del barrio que concluira en diciembre, habra nuevos personajes, intrigas y maravillosas historias...o me equivoco???
Eh, Eh...para cuando una del convento del barrio, con el cura borracho y vendededor de indulgencias...Eh???, Ehhh?
Reservame los dvd+extras+making off+fernet....


sale un Iron Man para cuando la estrenen???

saludos, mentor!!!

Dixie Daisy dijo...

Según Heráclito todo es cíclico, Alfa y Omega. No existe nada nuevo en el universo, ni posibilidad de reinventar nada, puesto que todo ya estaba inventado antes. Sólo queda reciclar, retorcer los hechos como una espiral. Comenzar sería una utopía para quienes ya estamos aquí. Por mucho que quieras olvidarlo siempre hay un bagaje, una maleta de doble fondo que arrastramos con nosotros hasta el final de nuestros días. Se me ocurre que es como el cuento del traje del emperador, pero al revés. Quizás tú consigas olvidar, puede que los demás no la vean, pero allí está. Cualquier día puedes dar un traspiés y ¡zas!, la maleta se abre, dispersando su contenido frente a atónitos espectadores, siempre ávidos. Pero el fondo oculto permanece oculto. Sólo a tí te pertenece y sólo tú puedes conoces la clave. No hay permutaciones que puedan descubrirla. Tal vez tú mismo la hayas olvidado. Ese fondo es tu verdadero yo. Tú intimidad. La libertad que nadie puede arrebatarte.
Habrás observado que he abandonado la bonita tradición de "los cadáveres exquisitos". El forraje de tu maleta aseguraba degustarlo. El doble fondo escondía cierto descontento. Reconozco que echo de menos ese aspecto de la narrativa. Los textos se enriquecen. Por aquí sólo se leen palabras de halago y algún que otro aplauso.

Los poemas épicos nos dan noticia
de los grandes de este mundo:
suben como astros,
como astros caen.
Resulta consolador y conviene saberlo.
Pero para nosotros, los que tenemos que alimentarlos,
siempre ha sido, ay, más o menos igual.
Suben y bajan, pero ¿a costa de quién?


Sigue la rueda girando.
Lo que hoy está arriba no seguirá siempre arriba.

Mas para el agua de abajo, ay, esto sólo significa
que hay que seguir empujando la rueda.


2


Tuvimos muchos señores,
tuvimos hienas y tigres,
tuvimos águilas y cerdos.
Y a todos los alimentamos.


Mejores o peores, era lo mismo:
la bota que nos pisa es siempre una bota.
Ya comprendéis lo que quiero decir:
no cambiar de señores, sino no tener ninguno.


Sigue la rueda girando.
Lo que hoy está arriba no seguirá siempre arriba.
Mas para el agua de abajo, ay, esto sólo significa
que hay que seguir empujando la rueda.


3


Se embisten brutalmente,
pelean por el botín.
Los demás, para ellos, son tipos avariciosos
y a sí mismos se consideran buena gente.
Sin cesar los vemos enfurecerse
y combatirse entre sí. Tan sólo
cuando ya no queremos seguir alimentándolos
se ponen de pronto de acuerdo.


Ya no sigue la rueda girando,
y se acaba la farsa divertida
cuando el agua, por fin, libre su fuerza,
se entrega a trabajar para ella sola.

Bertolt Brecht

"Cadáver exquisito es una técnica por medio de la cual se ensamblan un conjunto de palabras o imágenes de diferentes autores. Se basa en un viejo juego de mesa llamado "consecuencias", en el cual los jugadores escriben por turno en una hoja de papel, la doblan para cubrir parte de la escritura, y después la pasan al siguiente jugador para que continúe el texto.

La técnica fue masificada por los surrealistas, y su nombre proviene de la primera vez que jugaron en francés, ya que la primera frase escrita fue Le cadavre exquis boira du nouveau vin (El cadaver exquisito beberá el nuevo vino).

La técnica ha sido posteriormente adaptada al dibujo y al collage. Usualmente se ejecuta dividiendo la hora en tres partes; así, el tercio superior muestra la cabeza de una persona o animal, la parte media el torso y la inferior las piernas. Últimamente se ha adaptado también para hacerse utilizando gráficas por computadora, para construir objetos surrealistas, para la arquitectura e incluso para el cine."

http://www.bifurcaciones.cl/005/reserva.htm

Carla dijo...

El tiempo es increible... Excelente cuento,

Viviana dijo...

Me gusta la idea del tiempo en forma de espiral. Creo que ya lo he dicho por ahí...el tiempo es el gran aniquilador por eso no se puede volver. Todo cambia.
Aunque, habrás de saber, querido Galán, que soy un tanto reacia a los cambios. Me angustia el sólo hecho de pensar que el Albatros ya no va a ser el Albatros :´(
Un abrazo

Viviana dijo...

Galancete, hay un regalito para vos en mi blog. Un besote

ÓNIX dijo...

Me encantan los cambios...

Hay que estar preparados para ellos, porque despues de todo, la vida se trata de eso, de cambiar, evolucionar...

A veces para bien, otras para mejor... Todo depende de la optica con la que se vea...

Detesto pensar que un cambio pueda ser negativo, algo bueno tiene que aportarnos, todo es cuestion de descubrirlo y adaptarnos...

Fantastico como siempre, mi galan...

Majo dijo...

Muy bueno el tiempo pasa hay que cambiar para evolucionar, besos.
Majo

www.refugiodelkaos.blogspot.com

Ivan Ignacio dijo...

Me gusto mucho, todo cambia, todo renace.
Excelente los dialogos

Dixie Daisy dijo...

Estoy de reformas en casa. No cuido nada los blogs. Entro y tiro lo que se me ocurre. Pero (de momento), aún puedes leer los otros 2. Saludos fluorescentes.

el oso dijo...

Tal cual me lo imagino yo. Un espiral. Con una directriz, por què no.
Buen texto, se viene el post Albatros.
Abrazo