lunes, 2 de agosto de 2010

Falacia socrática


Una tarde volvía Sócrates de hablar en el Ágora, cuando se encontró en el camino con Gimnón, quien lo increpó:

-Bonito día para intercambiar palabras, ¿verdad Sócrates?
-Así es Gimnón, hijo de Meteodoro, de hacer eso vuelvo justamente y ahora tenía planeado echarme a descansar.
-Pero dime, amigo mío, ¿qué es eso que hacen ustedes los filósofos?
-Oh, no sé si podría decirte qué hacen los filósofos, sólo puedo hablar sobre lo que yo sé hacer.
-¿Y qué es lo que haces tú, oh maestro?
-Nada de eso, pues, Gimnón, que si yo fuera maestro me la pasaría dando clases, como los cursos de 20 dracmas que ofrecen Sofón y Gargios, por ponerlos de ejemplo.
-¿Acaso tú no practicas y enseñas la sabiduría?
-Ya quisiera hacerlo, pero la verdad es que yo sólo sé que no sé nada.
-Me has defraudado, querido Sócrates, yo creí que hablaba con un hombre sabio…

Gimnón estaba a punto de continuar su camino. Sin embargo sus palabras habían hecho eco en el corazón de Sócrates, quien, decidido a darle una lección, lo detuvo y le dijo:

-Dime, Gimnón, ¿qué es lo que hacés?
-Bueno, Sócrates, es por todos sabido que me dedico al arte de la gimnástica.
-¿Y eres bueno en eso?
-¡Por Zeus que soy el mejor!
-Y eso que tú haces, la gimnástica, ¿es algo fácil o algo difícil?
-Difícil, por cierto.
-¿Es algo que no todos pueden hacerlo?
-Claro que no, requiere de mucho entrenamiento y sólo unos pocos somos capaces de resistir las duras prácticas.
-O sea que es algo difícil que no todos pueden hacer.
-Tú los has dicho.
-Y que requiere mucho entrenamiento.
-Claro que sí.
-Es decir que una persona no entrenada no podría hacerlo.
-¡Claro que no, Sócrates! A menos que se tratara de un dios.
-Bien, mi querido Gimnón, te aseguro que yo puedo hacer algo más difícil de lo que tú haces.
-Eso quisiera verlo.
-Y lo verás. Pero antes contéstame lo siguiente: ¿No es difícil la tarea del conductor de carros al guiar los caballos?
-Bueno, es verdad que requiere cierto entrenamiento también, aunque no tanto como la gimnástica.
-Bien, pero me concederás que sería más difícil si intentara conducir los caballos dándoles la espalda.
-Así parece.
-¿Y no le sería más difícil al artesano encargado de hacer vestidos si intentara manejar la lanzadera dado vuelta?
-Claro que lo sería, Sócrates.
-Y, contéstame Gimnón, si acaso no sería mucho más complicado para el herrero forjar las armaduras con el mango del martillo en lugar de con la maza.
- Lo sería, por cierto.
-Entonces, hijo de Meteodoro, acordarás conmigo en que hacer una cosa al revés de como normalmente se hace es más difícil que hacerlo de la manera usual.
-Eso parece, Sócrates, aunque no veo a dónde quieres llegar.
-Y lo es tanto para el conductor de carros, como para aquel que trabaja con telas y para el herrero, oficios muy distantes entre sí.
-Bueno, sí, así es.
-Y por lo tanto lo será también, por ejemplo, para el gimnasta.
-Seguramente.
-Pues bien, dime Gimnón, ¿tú sabes hacer la vertical?
-¡Claro que sí!
-Bien, mira y he aquí tu prueba: yo puedo hacerla al revés.

Y Sócrates extendió ambos brazos hacia el cielo.

15 comentarios:

SIL dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SIL dijo...

Me encantó esta falacia, no me niegues que el hombre la tenía clara. Buen método esa mayéutica (lo busqué en la wiki :))

La verdadera lección de Gimnón ese día, creo que fue ¨no me conviene ir a la lid con el padre de la filosofía¨.
Nadie puede contra un sabio, que encima es el más sabio, y no se cree sabio!!!

Y haciendo honor al origen de su nombre, inquieto e impulsivo había resultado este Gimnón...
Digno hijo de Meteodoro...:))
:O

Me pregunto si Platón habrá incluído en los escritos dedicados a su maestro, esta anécdota...



Un beso grande, DONJUAN.

SIL

SIL dijo...

uy, se duplicó el coment...
borro uno...

Maritoñi dijo...

JAJAJAJJA
Muy bueno el final.
Aunque no imagino a Sócrates rivalizando con un gimnasta, debería estar por encima, directamente.

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Jajajaja, bueno, en ese caso, yo también puedo hacerla así.

HUMO dijo...

Grandes pensadores...no sé porqué, si anduvieran por estos días en una esquina, para el grueso de la gente serían dos vagos hablando boludeces, quién te dice nos llevamos la sorpresa que entre cerveza y cerveza hable un Sócrates,un Platón, un Gimnón , mas locos que un Dios y en vez de un partenón, los nuclee una conversación, de que si es que sale campeón un chacarita, que se yo!

jajajajajaj perdón, me fuí lejossss no te preocupes que mi locura no hace daño, solo me afecta a mi como ves!

Muy Bueno Mr. galán, un placer regresar y encontrarme con tus bondades.

Saludos!

=)HUMO

Berserkwolf dijo...

jeje, ya hacia un año que me habia olvidado de la mayeutica jeje, de la mano de un profesor que ademas, volvio popular y cotidiana la palabra Falaca, hasta un punto en jaja que se distorciono, su significado y esta misma se volvio una falacia(mucho de mi vida jaja o almenos lo que retengo de esta en mi mente, esta plasmada en chistes locales jeje) actualmente el uso de la palabra falacia me causa gracia jaja sin motivo(para otro dia quedara el mensionar como se fue deformando su uso jeje)

Carla dijo...

Es una genialidad Galán! Los diálogos son perfectos! Y ese final una delicia!

Anónimo dijo...

Me encantó

Cris Bro

Jardinero del Kaos dijo...

Muy bueno chango, extrañaba estos destellos de originalidad que tanto te caracterizan.

saludos

Arya dijo...

Uhh que dialogos.. bravo a vuestra genialidad Sr Galante

Un beso ;)

Anónimo dijo...

grandeeeeeee!
no es una falacia! es el mejor argumento del mundo!!! lo voy a usar cotidianamente. saludos!
alfonso.

Me dicen Meech, te suena? dijo...

Juaaaan, como es debido que una dama cumpla sus promesas, acá estoy, firmandote. Leyendo como es debido, por supuesto, solo me resta decir que Socrates no era otra cosa mas que un GROOOOOOOOOOOOOOOOOSSO :P

Igual los prefiero a mis contemporáneos :)

Carla dijo...

Pasaba a saludarte! Esperando una nueva publicación...

Giselita dijo...

"falacia socratica" o "falacia galanatica"?
De todos modos espectacular.