miércoles, 30 de marzo de 2011

Ilusiones humanas


¿De qué sirve pretender la conservación cuando todo es perecedero? ¿De qué sirve inventar el sustantivo en un mundo que es esencialmente verbo? El gran anhelo humano es mantener, solidificar, volver estático lo dinámico, cuando la única realidad es que todo cambia. Todo y nada son dos absolutos irrealizables, idílicos como los límites matemáticos, inalcanzables. Dos extremos invisibles e irreales entre el verdadero segmento que es el movimiento, el devenir. Hombres y mujeres nos afanamos en conservar inalterable nuestras pertenencias, nuestro cuerpo, la juventud, las relaciones, el tiempo, nuestra vida… pero todo cambia, todo empieza y todo acaba. No hay para siempre, sólo sucesiones de momentos alterables a cada instante.


Así como deseamos ponerle a todo una etiqueta, clasificar en especies cuando no hay más que diferencias de grado, así nos empeñamos también en recortar en partes iguales un chorro de agua. Mas no se puede detener el río.


Todo es pasajero, todo fluye. Lo permanente es sólo una ilusión.


Sin embargo, ¿constituye esto un límite para la felicidad? Todo lo contrario, no hay límites. Sólo hay que dejarse llevar.

19 comentarios:

Berserkwolf dijo...

je, no es lo mio seguir el flujo,almenos no del todo, no me molesta que las cosas cambien, pero aun trato de mantener las cosas, contra corriente, que las cosas que cambiaron no se pierdan del todo,jeje paso mas tiempo observando lo que ha sido, que pensando en que hare despues

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Me ganaste con esto de las etiquetas, quería escribir algo sobre eso.

Coincido en que algunas acepciones suelen verse o mostrarse muy rotundas: el nunca, el jamás, el siempre, el nada.

No creo mucho en lo rotundo de ellas, pero sé también que si nos agarramos de eso para descreer va a ser así.

Creo que cuando hay desilusión, dolor y congoja nos ocupamos de descreer y no en creer.

Se viene el "el mundo no cambia" o hasta a contraponerlo con un "todo cambia". Se viene esa indecisión de conceptos infringida por la pena que nos invade.

Sí, puede qe no exista el nada, el todo, el siempre, el nunca.

Pero puede que sí también.



Impecable como siempre.
Beso gigante.

SIL dijo...

Todo, nada y ¨para siempre¨...

El gran anhelo humano es permanecer, y aunque la razón dicte que es un espejismo:
qué magnífico y misterioso espejismo es!


Besos, DONJUAN

SIL

Ci Ci dijo...

oh si

Muñekita Cate dijo...

Hola Juan!!, tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat19@hotmail.com
besoss
Catherine

Anónimo dijo...

tú lo has dicho, amiguito!
desde el mar, te saluda
tu cumpa alfonso

Carla Kowalski dijo...

Es verdad... solo hay que dejarse llevar.
Estas muy reflexivo últimamente.
La verdad son muy buenos tus posts!

Setzel dijo...

Interesante, en verdad, el pensamiento éste. No se que comentar, mas que decir que me parece fue escrito a las 4 de la matina.

Salud

Romek Dubczek dijo...

Ojalá todo el mundo entendiera este mensaje. Seríamos todos mucho más felices.
Un abrazo,
Romek

Paula Daiana dijo...

...todo cambio es un renunciamiento y a veces esa no es una tarea tan sencilla no le parece?!...

HUMO dijo...

Yo me dejo, hace tiempo que me dejo y la vida me sorprende linda.

Su filosfía no es barata, se lo aseguro ;)

Besos Juan!

=) HUMO

ana. dijo...

Quizás la única certeza sean el "todo" o el "nada" de los límites, sin embargo.

Besitos

Jardinero del Kaos dijo...

Nada dura para siempre, a veces por querer perpetuar algo, creamos una falsa ilusion de continuidad

esto no lo habia leido en el FAcebook???

Por que debes aprobar todos los comentarios???

saludos

Galán de Barrio dijo...

los textos del facebook son una selección de los que aparecen acá, así que son todos repetidos...

tengo que aprobar los comentarios porque ya pasó más de una semana de la publicación, y si no no me entero cuando comentan textos viejos

Nati dijo...

Lo permamente son los logos. El nombre. El orden. El cosmos. El sentido. El por qué.
Todo lo otro varía, gira, está siempre en movimiento aunque parezca estático, o nosotros queramos volverlo así.

Es como el fuego. Cuando más prendido está, es cuando en realidad más movimientos químicos está teniendo e su interior. Y nosotros lo vemos quietito.

Así se mueven las cosas. Todo elt iempo.
Besos

Galán de Barrio dijo...

te comiste todos los fragmentos de Heráclito? jaja

Shantal dijo...

El Jardín de la Nostalgia da paso al Embrujo Andaluz, espero contar contigo. Besos. (Gara)

Ginebra dijo...

Una gran verdad…todo sale a nuestro encuentro…

Un placer leerte amigo, muy buen post ;-)

Muackss!!

Giselita dijo...

"No hay para siempre, sólo sucesiones de momentos alterables a cada instante"...Lo que siempre pensé, pero bien expresado.
Genial, como de costumbre.