domingo, 7 de junio de 2009

La vacuna del amor


Son las dos de la madrugada. K apura el segundo café y vuelve a mirar la pantalla de su vieja notebook. Para variar, llueve. Las ventanas del Albatros continúan empañadas, llorando gotas gordas que caen lentamente.

Valentín Flores, el dueño del bar, es un buen amigo y no tiene problemas con el reloj. Más de una vez se ha quedado con el escritor hasta la hora más fría jugando al truco o a la generala.

K suspira y comienza a bailar con los dedos sobre el teclado:

“Científicos de los grandes países primermundistas y, por qué no, algún que otro bananero, han descubierto la importancia de las hormonas en nuestro organismo y su influencia en los estados de ánimo. Bajo una política reduccionista, podemos afirmar que todo en este mundo se reduce a la química: no somos más que compuestos de átomos con sus partes y relaciones entre los periódicos elementos.

Si uno está depresivo, basta con tomar el combinado indicado que, mezclado con aquellos otros que conforman nuestro sistema nervioso, provoquen en nuestro ser el estado anímico deseado.

Y no sólo los fármacos tienen este efecto: ahora mismo, mientras destilo estas letras, estoy bebiendo cafeína para no perder la concentración ni caer dormido. Otro ejemplo es el chocolate, del cual se dice que funciona de manera especial en nuestro cerebro, dando satisfacciones más allá de las puramente placenteras al paladar o alimenticias.”

K detiene el zapateo de sus yemas. Experimenta un fuerte deseo de comer chocolate. Por un segundo se lamenta de que aquel lugar sea un bar y no un kiosco o una estación de servicio.

“Por otra parte, estos valiosos investigadores han descubierto también algo que, si no revoluciona al mundo, éste carece totalmente de sentido: el amor, el sentimiento más grande que existe, aquel de apariencia supralunar que nos hace uno con los dioses, también, como todo el resto de las cosas sensibles, no sería más que un efecto químico.

Millones de páginas y bits se han escrito sobre este sustantivo abstracto de índole suprema. Se lo ha comparado con la divinidad, con el sentido de la vida, o con la energía sublime que pone en movimiento al cosmos. Sin embargo, para dolor de los poetas, sólo se trata de una combinación más de Carbono, Litio, o quién sabe qué otro cuadradito de color con un numerito a su diestra. Como si la muerte de tantos Romeos y Julietas no valiera más que una pizca de butanol.

Mas, a no desesperar: hay que ver lo bueno que se extrae de este análisis. Si se descubriera la fórmula exacta, podría crearse la muestra pura que convertiría a cualquier infeliz en dichoso, que salvaría tantas causas perdidas y mantendría el lazo que por lo común se separa antes de que la muerte haga lo suyo. Como los alquimistas del siglo XXI, los nuevos Shakeaspeares de la probeta sólo tendrían que pinchar con aguja y jeringa a los grises humanos para otorgarles el color del sentimiento anhelado. Una simple aplicación provocaría que el sujeto en cuestión experimentara la misma sensación que uno siente cuando está enamorado. Los tratamientos podrían hacerse en pareja, y si esto no traería la felicidad al mundo, aquella sería aún más inalcanzable que el horizonte.

Lo único que espero es que, llegado el día de su anunciación, no le pongan al compuesto un nombre tan patético como La vacuna del amor”.

33 comentarios:

Carla dijo...

Muy buen post! Realmente te has pasado. Me rei con el comentario del final... pero en cualquier momento...

Paula Daiana dijo...

Galán el baile con los dedos que hizo sobre el teclado fue EXCELENTE pero me reniego a creer que el amor – el sentimiento más grande que existe- no sea más que un efecto químico… no creo que la gente pueda sentirse enamorada a partir de una vacuna. Es más si fuera cierta esa teoría y alguien hiciera el anuncio, el amor me hubiera decepcionado y creo que perdería el encanto, sería una mujer desencantada, incapaz de volver a enamorarse.
Besotes
Pau

Giselita dijo...

Ay Galan!!! No es que quiera ser mala onda, pero no debemos olvidar que el amor tambien es sufrimiento, asi que si alguien esta por aplicarse la vacuna del amor, que lea bien el prospecto!
Despues, no se aceptan reclamos.
Besos!!

Rous dijo...

Poca gente dice amar o sentirse feliz, por eso busca el amor y la felicidad. Si la "vacuna" fuera una realidad la gente quizá buscaría de vez en cuando un cachito de tristeza. Misterios de la caprichosa vida. En el cosmos la polaridad es una constante. Tiene que haber siempre el ying yang en todo.
Besote Galán! coincidimos con lo del café

el oso dijo...

Buenísimo...
Pero, por suerte no sucederá, me aterra pensar que los científicos pudieran tener en sus manos al amor. No. Lo digo yo -que me toca enseñar ciencia-, por una vez imploro que no sea así. Dejemos al amor en manos de los desvariados transeúntes de la vida y seamos uno de ellos.

Abrazos

María dijo...

"sustantivo abstracto de índole suprema" IMPRESIONANTE...

Café bien fuerte y amargo + un Shot de los grandes = inyección del amor al vicio.

Qué fantástico sería si un pudiese ir manteniendo la llama encendida con una pequeña dosis diaria de esa fórmula química.

Besos.

El Jardinero del Kaos dijo...

Concuerdo con Giselita. Antes de darse una dosis de la "vacuna del amor" lean el prospecto, los efectos adversos, el costo riesgo/beneficio, ¿Que pasaria en caso de sobredosificacion?


Ah... K. Estás en un bar, imagino que el Albatros vende submarinos, por lo cual Valentin debe tener una barrita de chocolate aguila escabullida por ahi.
No puedo estar en todos los detalles!!!

Unmasked (sin caretas) dijo...

jaja. que buen post. :)

ahh, lo unico que falta. Aunque existe la clonacion, no creo que esten tan lejos de lograrlo. Y la gente esta tan, como te digo, tan programada, que hasta para enamorarse neceista un "horario"

Se venderia, pero no se si tan bien como parece.

Me encanto el ultimo comentario.

Buen post y buen blog!

Petra

Cloe dijo...

Habrá antídotos? Será de aplicación obligatoria?

Abrazo sin pinchazo

ana. dijo...

Yo creo que una vez, ya había dicho acá que el amor es también desesperación. Y que no hay químicos que valgan si no aparece algo muy dificil de encontrar que se llama MAGIA. El querido K ya lo irá descubriendo -aunque me parece que lo descubrió ya ;)-.

Muy lindo texto, Juancito.

Martín dijo...

El experimento parte de la falsa premisa de que el amor solo trae felicidad, y asimila la vacuna del amor a una especie de vacuna de la felicidad. Eso es falso. De todos modos, de existir, quisiera tener algunas dosis disponibles, para repartir entre las chicas de tu barrio. Buen relato!! Un abrazo

Agua dijo...

Galan un texto realmente increible, magistralment escrito, que deja un sabor de sarcasmo mezclado con aires periodisticos...me ha encantado.

Es cierto que se oye mucho ultimamente esto de que el amor es algo quimico...pues no se si sera cierto o no, pero seguro que las hormonas algo tienen q ver...por desgrcia para los poetas (o aprendices de estos donde me incluyo :-P)

Besos!!!

Cynthia dijo...

Espero que solo sea un hermoso texto, una narrativa muy bien lograda... y que el amor sea lo que es libre sin científicos ni nada que lo disponga... se hace al andar, se siente se mezcla se infecta con solo respirar y sonreirle a la vida...

besos muchos muchos.
cariños.

ana dijo...

Vamos a hablar seriamente tú y yo, cómo no me regañas y me dices que venga que si no, luego se me acumula el trabajo.

Bufffff, ya se me acumuló, pero vamos allá que si lo dejo para más tarde peor.

¿Te cuento un secreto? yo también he tenido algunas muertes como las de Genaro Cúspide. Pero no se lo digas a nadie. Me encantó niño, es que tienes una forma fuera de lo común para contar las cosas.

En cuanto a Santino Conde. Me alegro que me digas que está creciendo. Personaje interesante sin duda. Lo que más me gustó es que huya de los conflictos. Y lo que menos imaginarle con el pelo lleno de grasa por muy varonil que pueda resultar.

Y en cuanto a la entrada de hoy que quieres que te diga, yo creo que es más divertido buscar el amor en vez de que te lo pinchen en vena. Odio las agujassssss.

Bueno llegué tarde pero lo disfruté como siempre. Un beso muy fuerteeeeeeeee.

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Si la hubiera la compro

Uma Foam dijo...

100% verdad...
pero muchas veces, al menos para mi, la escencia del amor está en el sufrimiento (jaja frase muy emo :P)
no, en fin, creo que estas cosas son mejores experimentarlas por uno mismo... y no que una pichicata nos solucione todo...
de todos modos, tuvo una excelente PERFOMANCE, supo desplazarse por todo el teclado sin inconvenientes...
felicitaciones! mi puntajes es unnnnn 10!


en fin, no sabia que me tenías en favoritos, asique corrijo y pongo DOS lectores que me tiene en Favoritos =)
(wiiii soy un poco más querida [?])

Gara dijo...

Pues por el bien nuestro, espero q no llegue el momento de q exista esa vacuna, pq detras de ella, vendra el antidoto y todos sabemos lo q puede pasar verdad?

Besos

Patricia dijo...

Que el amor se manifieste en cada post por el mundo! que le den vuelta, que lo narren en bares, que le hagan poemas, odas, homenajes....porque aunque no se quiera sigue manteniendo unida la tierra! :)
Y no les pongas la idea a los empresarios que con una vacuna se harian millonarios y las miles de parejas que andarian correteando su consorte con jeringa en mano! ja ja ja
Me gusto el relato sobre todo por la parte del chocolate.....naaaa cuantas veces me quede igual con las ganas en un lugar donde no habia mi delicioso chocolate...
un besote,

Viviana dijo...

Muy buen post! Tanto tecleo sobre "ese sustantivo abstracto" te juro que me abruma. Si es un químico, les faltó diseñarlo en mi configuración de adn porque no lo tengo. No sé qué es el amor. Me parece más bien un invento de algún poeta que habría que resucitar para volverlo a matar. Tanto perseguir cosas que no sabemos qué son... Un abrazo enorme

Extranjera dijo...

Hey, que pasa con la "vacuna del amor", a mi me gusta, es cursi, predecible pero me gusta. Eso sí, yo nunk compraría eso, yo estoy absolutamente segura que el amor no es cuestión de química, eso es al principio, luego es cuestión de voluntad.
Abrazos

ana dijo...

Vengo a contestarte.

No se cómo me líe con esto de la música, iba a hacer sólo un par de entradas, pero no se cómo me parece a mi que me llega la jubilación y todavía estoy liada con esto.

¿Calamaro? Me encantaaaaaaa. Espera, espera, que todo llegara.

Un besitoooooo G.B.

Passion dijo...

nace desde el ♥ Galán!!!
no hay vacuna para el ni contra el...
es incomparable , sublime y hay disfrutarlo cuando se presenta!
perdon por estar perdida, de a poco voy poniendome al dia :)
Besos♥

Sil dijo...

SIEMPRE ENCUENTRO LA MANERA DE SALIR...TE SORPRENDERÍAN MIS RECURSOS...


GALANCETE !!! MI ADORADO DONJUAN.
EL ANGEL DE LOS OJOS AZULES ESTÁ CON SALUD RE-COMPLICADA Y ESTOY ATRAPADA EN ROSARIO ENTRE JERINGAS Y CAMILLAS Y ESTUDIOS Y RX Y ANGUSTIAS Y ETC ETC....
NO COMENTÉ TU POST PORQUE CUANDO TE LEO ME CONCENTRO UN MONTÓN SIEMPRE TRATANDO DE ESMERARME PARA NO DEJAR ESCRITA UNA PAVADA.
CUANDO ALGÚN DÍA...VUELVA A LA PISTA... JURO LEERTE COMO TE LO MERECÉS.
(PERO EL DIAMANTE QUE TENGO POR CORAZÓN, ME AYUDARÁ A SUPERAR ESTOS TRANCES...)

TENGO QUE ADMITIR QUE TU PRESENCIA Y PREOCUPACIÓN ME GUSTA BASTANTE (PERO ME DURA POCO, TRANQUILO, TENGO EL ANTÍDOTO)

BESOS melancólicos DONJUAN.

Sil dijo...

SOS UN SOL (de los que entibian en invierno)
SIL

Viviana dijo...

Está bien, no es que no conozca el amor sino que tengo mis dudas filosóficas al respecto. El amor incondicional romántico de los poetas y los cantantes, no existe desde mi punto de vista. Si existe, no es amor, es esclavitud. El amor pasional, perfecto, no dura más de 3 meses porque es calentura e ilusión. Entonces, me pregunto ¿Qué es el amor por el que tanto suspiramos? Calculo que un invento inalcanzable. En términos de pareja, no me ha sucedido. En relación a mi hija puedo explicarlo más fácil, haría lo que sea por su bienestar y sin ella mi vida no tendría sentido. Cuando miro a mis viejos que viven rezongando el uno por el otro y carecen del sentido del romanticismo, sin embargo, pienso, eso debe ser el amor: están juntos desde hace más de 30 años, son compañeros de ruta en todo sentido y estoy convencida que el día que alguno de los dos falte, el otro se muere de tristeza. Yo todavía no encontré a mi compañero indispensable, por eso digo que no conozco el amor. Un abrazo grande

Atenea Kamet dijo...

Me parece que k confunde los términos, no es el amor, una cuestión química que dura solo tres meses, como leí por ahí, sino el enamoramiento, es decir, es sensación de "mariposas revoloteando en la panza y estar emboludecido por la persona amada". El amor, es algo más noble, algo que tiene que haber para que esa primera sensación, efímera se sostenga y la relación continúe. Muchas parejas se acaban cuando el enamoramiento pasa.
De todas formas... Como me gusta ser malvada.je je Se me ocurren dos cositas macabras:
1. ¿Qué pasaría si alguien me aplicara esa vacuna en contra de mi voluntad? Me enamoraría de dicha persona? O de quién?
2. Así como la vacuna del amor, alguien podría crear su antídoto, y en este caso, sería tal vez tanto o más peligroso que la primera: se imaginan personas que odien sin más porque se aplicaron la vacuna que cura el amor?
Verdaderamente perturbador.
Ah: la posión n°9, una pelí, te suena? Ahi aparece el amor en forma de posión mágica.
Kisses

Sil dijo...

MI ENIGMATCO DONJUAN

HE LEIDO EL POST.
ESTARIA DE ACUERDO CON ESA VACUNA.
TENDRIA EN MI CARTERA EL ANTIDOTO POR LAS DUDAS...JUNTO AL ESPEJITO Y AL ENCENDEDOR, COMO DICE BAGLIETTO... Y QUIZÀS UN CHOCOLATE TAMBIÈN POR QUÈ NO...

TU DANZA SOBRE EL TECLADO...SUBLIME

BESOS QUE HINCAN-

Sil dijo...

HEY... APROBANDO COMENTARIOS...??

Galán de Barrio dijo...

Querida Sil:

La "aprobación de comentarios" se activa sola, pasados los 5 (cinco) días de la publicación de la entrada. Tuve que hacerlo de esta manera, si no nunca me enteraba cuando me comentaban textos viejos.

Uy, le contesté acá, debe haber sido un lapsus...

Sil dijo...

UY!!!!!!
MEJOR SALGO RÀPIDO...

A l o n d r a . . . dijo...

El amor se debe vivir, llorar, gozar, sufrir y bla bla bla.

Al menos yo, no quiero ninguna vacuna.


Beso.

ÓNIX dijo...

El amor resulta triste muchas veces pero es una dulce y deliciosa enfermedad...

La vida es la visión del infinito, de todas las posibilidades y realizaciones que el AMOR reporta...

Yo tan fascinada con leerte mi galán... Besos...

Anónimo dijo...

hola tanto tiempo. me acuerdo de una vez hace mil años estabamos caminando por la casa de cultura y hablamos de la vacuna del amor ajajaj q genial. quien mas estaba, andres?, pitu estaba creo en ese entonces, y quizas no era andres y era otro. quien sabe. bueno, te mando un beso galan :)
soy ann