lunes, 29 de agosto de 2011

Presente


Hay ocasiones en las que el tiempo se detiene. Momentos en los cuales lo cuantitativo se transforma en cualitativo, la pasión le gana a la razón y cualquier logaritmo pierde sentido. Algunas preguntas devienen contadictios in adyecto y la mera idea de respuesta es un absurdo no demostrativo. Relámpagos en los cuales la lógica se desvanece, uno más uno es un color y la vista, el oído y el olfato reemplazan a cualquier regla o diccionario. Las palabras no se pronuncian, se paladean y se sienten. El dinero se trueca por besos, la comida por miradas y nada parece tener menos significado que unas agujas de distintos tamaños girando alrededor de ciertos números. Lo eterno se hace posible, los escalones se deshacen en un río y el tiempo de la búsqueda se termina, para dar lugar al del cumplimiento de deseos. La felicidad, la armonía, la paz interior, la entrega, el amor, el no-tiempo y el no-espacio y cualquier otro imposible despiertan carcajadas por aparecer tan fácilmente alcanzables. El mundo completo yace a los pies, como una materia informe, pura potencia, moldeable según nuestras voluntades. Lo sano, lo claro, lo simple, lo verdadero, lo único, lo especial… se vuelve todo tan sencillo. Cualquier complicación se revela humana, demasiado humana, tan enmarañada de racionalidades inventadas… El rompecabezas se presenta simple porque ya estaba armado de antemano. Y somos nosotros, los sapiens sapiens, los que nos enredamos para mezclarlo y esconder las piezas. Pero la forma original ya estaba desde siempre a nuestro alcance. El problema es que la buscábamos con los ojos del intelecto en lugar de los del corazón.

Por suerte, en un instante, todo eso puede cambiar. Y los triángulos volverse flores.

18 comentarios:

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Amo leerte.
Sabelo

HUMO dijo...

Que lindo!!!

La mirada del corazón es acaso la mirada mas genuina.

Si, Juan que bueno y que alegría encontrarte el viernes :)

HUMO

mariarosa dijo...

Es que los seres humanos somos complicados y es lógico: lo complicamos todo por buscar el lado dificil de cada figura.

mariarosa

SIL dijo...

Esas ocasiones, (que algún poeta imperfecto y delirante...)
podría llamar milagro, delirio onírico, sueño cumplido, nirvana... y otros, suelen justificar la vida misma.
Le ponen color a tanto gris, e importan el mismo grado de maravilla que de finitud.

Besos resueltos, Don Juan.

SIL

Viviana dijo...

¡Qué maravilloso momento cuando el rompecabezas cede al corazón!
Yo siempre lo arruino con el intelecto. Así me va.
Maravilloso texto. Me encantó esa imagen, la de los "triángulos volviéndose flores".
Un besote

Eliane dijo...

Hola galán de Barrio... ayer estuvimos en el encuentro literario de blogs y aqui estoy....jajajaja
Un abrazo

Liliana G. dijo...

¡Hola, Galán!
Lo habitual sería que reflexionara junto con vos sobre este magnífico texto, nuestra trascendencia temporal y las piezas perdidas del puzzle de la vida, cosa que me encantaría. Pero como apenas hace unas horas que nos separamos con las chicas, el cansancio me acosa :)
No quería dejar de decirte que estoy encantada de haberte conocido y de que hayamos podido compartir el encuentro del viernes.
Además, descubro tu espacio que es para quedarse y disfrutarlo.

Besos.

Nati dijo...

Un poco de eso fue Bariloche para mí. Y otro poco no, porque también me corrían, me apuraban, que la excursión, que la comida, que el boliche, que el micro.

Pero el concepto en sí es ese. Es la felicidad en su mayor punto, extrema, incorruptible, incontable, eterna.

Efímera.

Me dicen Meech, te suena? dijo...

Completamente inspirador, señor. ¿Así que nació el 25 de Septiembre? Pasaré por aquí a saludarlo el día Trois Vendémiaire, sépalo.
Au Revoir.

Galán de Barrio dijo...

el 27 de septiembre, igual que scott pilgrim :)

El Sentir del Poeta dijo...

Galán, nos vimos el viernes en el encuentro Literario, fue un placer haberte conocido, quise seguirte y no encuentro a seguidores.
Me encantó tu rinconcito.
besitos para ti querido amigo, que Dios te bendiga y pases un hermoso día.

Berserkwolf dijo...

por esos momentos, vale la pena vivir, por esos momentos, cobra sentido el pensar el ir mas alla
encuanto a no dejar el blog jeje, es lo que espero realmente jaja hasta el final, aunque no logre la periodicidad, no lo dejare, espero igualmente poder seguir leyendo, y con gusto regreso el abrazo

Norma Ruiz dijo...

Galàn:
Kant en la crìtica de la metafìsica dice: todo nuestro conocimiento comienza por los sentidos, pasa de èstos al entendimiento y termina en la razòn, no hay en nosotros nada superior a èsta para elaborar la materia de la intuciòn y someterla a la suprema unidad de pensar.
A mi me gusta los triàngulos volvièndose flores¡
gracias por tu càlidez amigo en el encuentro¡
besos

Bárbara dijo...

Tan acertado en tu visión...maravillosa forma de ver la vida..porqué no???,uno o por lo menos yo lo intento día a día...y acaso no es mejor pensarlo sencillamente con el corazón...
llamalo entelequia,utopía..porqué no??
Hay ojos que hablan,hay silencios más profundos que cientos de palabras..y flores devenidas de triángulos me parecen bárbaras.

Llegué,tarde pero llegué Juan!°!
besotes Galán...
y mucha luz...

Giselita dijo...

Qué lindo volver a vivir esos momentos!!
Ojalá lleguen pronto para mí.
Besos!

Néstor dijo...

Hacemos lo posible por cagarla siempre. Pero a veces esta extraño segundo principio termodinámico parece fallar...
Muy bueno, Galán!!

Paula Daiana dijo...

Maravilloso texto, exactas todas las palabras y bello ese "presente"!
besos
Pau

Ginebra dijo...

Que bonito si así fuera…como bonito leerte, después de mi aventurada experiencia tras perder mis blogs…
Por aquí ando de nuevo, en un presente todavía atolondrado, de recopilar direcciones, datos, uffss, pero ya vendrá la calma, y espero que llena de flores ;-)

Un besazo desde este otro lado…

Muackss!!

http://miesencia-ginebra.blogspot.com/