miércoles, 15 de junio de 2011

Refutando el Eclesiastés



Dicen que no hay nada nuevo bajo el Sol. Dicen que todo ya ha sido inventado, que las cosas retornan eternamente en lo mismo y que el tiempo es circular.

El hombre, al parecer, es el único ser que tropieza dos veces con la misma piedra y convierte su vida en una calesita, en el trilema de Münchhausen e intenta sacarse a sí mismo del pantano tirando de sus propios cabellos.

Quizás haya algo cierto en todo eso. Mas, en ciertas ocasiones se puede salir del círculo. Tal vez haya una manera, un camino, que como un rayo divide tu vida en un antes de y un después de. Puede que sea un hecho, un sueño, un proyecto o simplemente una persona.

Entonces se aprende algo nuevo. Se deja de sacar la carta de vuelve al punto de partida y se comienza a avanzar realmente. Se corta la cadena infinita, el círculo se escapa por la tangente y el pantano se hace fértil y se llena de flores.

En ese momento uno comprende la importancia de lo implícito sobre lo explícito, de la mirada sobre la palabra, de lo esencial sobre lo superficial, de lo que realmente importa sobre las nimiedades cotidianas.

Parece trillado, lo obvio, pero suele ser lo más difícil, lo menos evidente. A veces algo es tan grande y estamos tan cerca que simplemente no lo vemos. Pero si nos alejamos un poco comprendemos el modo simple y sincero de encarar las cosas.

Y ahí es cuando uno comienza a crecer.

13 comentarios:

Mariposa dijo...

De tropezar con la misma piedra dos veces, anotame. De calesitas estoy mareada, anotame. De tirarme de los pelos para salir casi me quedo pelada, anotame. Ahora despues de todo lo que me anotaste, despues de tiempo, mucho para mi gusto, encontre el antes y el despues. Pasar por el antes, me costo mucho mas que disfrustar el despues. Pero si que vale la pena. Beso Galan

Viejex dijo...

Le admiro la osadía del intento, pero que quiere que le diga, el Eclesiastés me parece difícil de refutar.

Muñekita Cat dijo...

Hola Juan, tuu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat@gmail.com

besos

Catherine

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Pffff, cierto, muuuuy cierto.

Ci Ci dijo...

q lindou

S.S dijo...

si, que lata que me salga la bendita carta de partida... creo que me ire a tirar suerte a los dados... (a veces cerrar el circulo es facil la cosa es cuando se convierte en una elipse infinita)

el oso dijo...

Che, me gustó mucho este escrito. Mucho.
Abrazo

SIL dijo...

Con un espolón inmenso de inteligencia y de energía, y de optimismo, se puede refutar el Eclesiastés y saltar por fin de nuestros círculos enfermos.

Se puede...
Es complicado...

:)

Beso grande, DONJUAN

SIL

Berserkwolf dijo...

y hasta 7 veces, con la misma piedra jeje, pero soy tambien testigo, de que se puede cambiar y como lograrlo, pues bien jeje es una variable personal jaja que cambia cada vez jeje

Paula Daiana dijo...

Gran verdad en sus reflexiones, me llegaron de cerca lo de las calesitas y lo de los tropiezos, somos tantas cosas y una sola al mismo tiempo, seres complejamente simples... me quedó con esto último: "y el pantano se hace fertil y se llena de flores", hoy justamente en terapia decía me siento que estoy en un pantano pero que ya saqué la cabeza ja!, será que me queda esperar a que florezca alguna flor....
Lindo leerlo!
Besos
Pau

Giselita dijo...

"A veces algo es tan grande y estamos tan cerca que simplemente no lo vemos. Pero si nos alejamos un poco comprendemos el modo simple y sincero de encarar las cosas.
Y ahí es cuando uno comienza a crecer."
Yo también me anoto con lo de tropezar 20 veces con la misma piedra!!!!
Besos.

HUMO dijo...

Por eso me gusta cambiar de óptica,muchas veces me subo a la silla y es increíble como cambia el plano en el que existo. Otras toma distancia de alguna reunión y observo como se ven, es increíble lo que cambia el punto de vista. Pero lo mas lindo sin duda es meditar y mirarse por dentro, acunarse en uno mismo y escuchar verdaderamente tu respiración. Es mágico, es sanador y es absolutamente gratuito :)

Besos!

=) HUMO

Norma Ruiz dijo...

eclesiastés deriva de la palabra griega, la cual es difícil refutar.
de tropezar con la misma piedra¡¡¡¡
de calesitas¡¡¡¡
lo importante y saludable es el después, pero para llegar a él, hay que dar algunas vueltas en círculos, lo simple y sencillo, es lo que más nos cuesta comprender.
besos Juan