domingo, 25 de enero de 2009

Sucesos ocurridos en el Bar Albatros



El bar es pequeño pero confortable. Mesas y sillas de madera ilustran su parafernalia. Una rockola deja escuchar como un silbido un viejo tema de The Doors.

En una mesa cerca de la puerta de entrada Rocambole y Somosa discuten acerca de un proyecto que jamás llevarán a cabo. Rocambole pide un café, sin medialunas, porque considera que comer es una pérdida de tiempo. Somosa sólo ordena un agua sin gas, su compañero ha llegado un poco tarde y la espera le provoca sed.

Afuera llueve. Sobre el vidrio se acumulan y deslizan las gotitas en lenta carrera hacia el marco de la ventana. Junto a ésta, dos locos mantienen un diálogo desconcertante y descoordinado. El primero insiste en llamar doctor al segundo, quien se alegra de que a su falso paciente ya no le duelan los meses, aunque eso no signifique que ya esté curado.

En la otra punta del bar dos desconocidos intercambian palabras en una mesa. Él viste un elegante traje de seda, denotando prolijidad y pulcritud. Perfectamente afeitado, la cabeza totalmente calva. Ella porta un escote profundo y una falda demasiado corta, regalando a los comensales su mejor sonrisa imberbe. Él la recordará más tarde en la ducha. Ambos ignoran que sus muertes están próximas.

Apoyados sobre una pequeña mesada de madera que da hacia otra de las ventanas, dos jóvenes toman un cortado mientras mantienen una de sus clásicas charlas negras. No dejan pasar ninguna mujer fuera de su vista: no importa de qué estén hablando, el radar capta-féminas siempre está encendido. Hace rato que relojean a la chica del escote profundo. Uno de ellos también la recordará más tarde, aunque con mejor suerte.

Los personajes más extraños del lugar son los cuatro señores que juegan al truco en un rincón. Un equipo está formado por un anciano de barba blanca y otro un poco más joven de barba negra, ambos vestidos con llamativos colores. La segunda pareja la conforma otro barbudo blanquecino algo excedido de peso y un hombre de color. Van ganando estos últimos por tres tantos.

Un hombre solitario y despeinado abandona por un momento su cuento de misterio favorito y se pierde en sus cavilaciones. Recuerda la huida de un portazo de su casa, el viaje en tren donde se sintió miembro de una docena de tristeza y el sueño que lo hizo reflexionar acerca del devenir de la vida y la falta de elección en el nacimiento.

Johnny John entra y pide permiso para ir al baño. En su bolsillo lleva tres brújulas dispares. Ninguna de ellas apunta hacia el Norte.

Cerca K teclea en su notebook barata poesías cortas, melancólicas y carentes de métrica mas no de rima. Se detiene un instante para buscar esa palabra exacta que describe la situación que describe. Le da un sorbo a su bebida negra predilecta y continúa dándole vida a una nueva historia. Sabe que si algún día dejara de escribir se detendría el mundo.

Mientras tanto Valentín, el dueño del bar, contempla lo que ha logrado desde el otro lado del mostrador. Recuerda un viaje, una aventura que lo hizo ganar y perder muchas cosas. Sonríe y brinda en el aire en honor a un amigo ausente.

33 comentarios:

ana. dijo...

Si vos dejaras de escribir, se detendría el mundo! Este mundo mágico con luna propia que es tu barrio... (al que me encanta venir por las noches)

Besitos, Galán.

giselita dijo...

ah!!! Ya entendi...
Me encanto lo de la lluvia, y que no te quede ninguna duda... si dejas de escribir el mundo se detiene, no lo hagas nunca!!!

Gara dijo...

Tienes la hablidad de trasportarme a los lugares de tus escritos,me haces vivirlo completamente.

Si tu dejas de escribir,yo me quedo perdida entre tus letras.

Besos

María dijo...

Un bar con varias escenas en las que diferentes personajes, desarrollan una "historia".

Terapia de piso dijo...

Cuando uno se detiene ante otras vidas, pierde un poco de la propia y gana mucho de las ajenas.

José Roberto Coppola

Patricia dijo...

Que precioso relato! me dejaste con ganas de seguir leyendo una continuacion...todo en un bar, las cosas que se dan en un bar!
me encanto!
te deje un regalo en mi blog, sensillo pero con carinho bloguero a tu amistad,
besos,

Extranjera dijo...

Uy. Yo quiero conocer a Rocambole. ¿Me cuadras una cita?

Lunita Luminosa dijo...

Galán...de más está decirte que me encanta como escribis y describis cada situación, cada personaje, cada mundo, cada sentimiento, la nada y el todo, la ausencia y la presencia, la vida y la muerte, la soledad y la compañía, lo real y lo ficticio.
Me llevas a conocer tu barrio Galán de una manera que siento cada cosa que narras, las siento como real, y que en mi vida, en mi pequeño mundo exista una persona, una historia de vida, que logre ese efecto, me produce una grata satisfacción.
Espero que no te conviertas en un "amor platónico"...
Adios!

Na dijo...

Hay un bar acá donde siempre imaginé historias así... y eso que aún no lo conozco por dentro.

Filosofando al vacío dijo...

Hay muchas historias en un sólo y pequeño lugar, sólo pareciera que hay que saber mirarlas.

saludos
Alejandro

ÓNIX dijo...

Y aquí estoy yo, de vuelta al barrio...


Hola mi querido vecino, espero estés súper bien... Encantada de leerte una vez más...

Muchos besos para ti cariño...

LOLA dijo...

Compruebo que no soy la única en este "hobby" que es el de dedicar unos instantes de nuestro tiempo a observar a los humanos que nos rodean e imaginar como en un acto "sherlock-jolniano" la existencia que gira a nuestro alrededor.
Es curioso y apasionante.

Maritoñi dijo...

Hola guapo! A ver si te votan, te tienes que poner como seguidor de Premios Maritoñi edicción 2009.. Yo te veo en el papel de seductor. Eres tan guapo...Aunque están pidiendo la categoría literaria y allí deberías estar. Besos con azucar.

TU ERES K?

cynthia dijo...

Paso por aqui.. a revolotear conocerte.. y dejo mis destellos..

besos..

PAOLA dijo...

Hay tanto de nosotros en la personalidad de tus actores.
Sos sin duda el director que mejor saca lo potencial de cada uno, y es apasionante como se desprenden de sus hilos conductores y toman vida propia, tanta que dejan de pertenecernos y adquieren conducta y razón.
Imagino a cada personaje y los imagino también interactuando, como en un film de Fellini.
La escena bizarra me traslada al escenario, no hay una mesa para mi?...sin libreto. Soy adicta a improvisar.

Bárbara dijo...

Me encantan las historias de tus personajes. Supongo que esto continuará.

Abrazos

Lolette Glamour dijo...

¨Escote profundo ¨ jajaja es ud. muy sutil al describir la voluputuosidad...

ahh, chequee el correo que le mandé una sorpresa shhhhhhhhhhh

pd: me parece que mi amiga Lunita se le enamoró! jajajaj

Maritoñi dijo...

Guapoooooooo.Has sido nominado en Premios Maritoñi edicción 2009.
En dos categorías nada menos.

El Jardinero del Kaos dijo...

Continuidad...Los personajes del universo "Galán" se concentran todos en el bar albatros. Pinto central de este universo tan particular.
Para cuando un Galán vs Jardinero...dos universos chocaran y jamas volveran a ser los mismos.
obviamente con sus respectivos amalgaman...

a por la maraton de bttf!!!

Soportándome dijo...

con pocas palabras están muy bien descritos los personajes. Felicidades! Me ha gustado.

Viviana dijo...

Hola, Galán. Ya te dije que me seducen tus letras. Este escrito también. Es una hermosa fotografía, en la que se ve mucha gente desconocida pero a las que por un instante les robaste el alma y la pusiste al descubierto. Un besito

A l o n d r a . . . dijo...

.

Ja!
Si fueras un vampiro, no me lo dirías, simplemente ya estarías a mi lado.

Bye.

.

Passion dijo...

Cuántas admiradoras che!!!! jajaja...siempre me atrapan los comment antes de hacer el mio y coincido con casi todas, estas nominado para los premios, te seducen wouuuuuuu, ya te clikean como un posible "amor platónico" , narrás increíblemente, das vida a los personajes de tal manera que siento que los estoy viendo...
FELICIDADES KPO!!!
Me gustan tus historias y te agradezco que pases por mi blog a dejar tan bello y sincero comment...la parte III es toda suya!

Besos Apasionados! ;)

CRONOPIA dijo...

Oh, Max...

andreita dijo...

Q mas agregar, no? Hasta m dieron ganas d ordenarme un agua sin gas :D

Te felicito y gracias por visitarme, lindo gesto...

Un beso!

cynthia dijo...

Obvio sin montura es mejor.. asi me gusta... gracias aqui estoy en las calles del barrio... revolotenado..

Lia dijo...

Galán!! se te olvidó q yo también estaba en ese bar!!
ah no...q no era ese...perdón...
jeje...me confundí, esq era exacto, exacto, y el dueño se llama Valentín, y había un señor q...y yo...yo había bebido, pero no...

Ese día no llovía, jeje...

Mil besos cielo!!

Me tienes q contar q tal te fueron las vacaciones!!

Maria del Sur dijo...

Algo es claro, en ese bar, cae gente con historia...

Pero si es verdad, por ahi entras a un bar un dia cualquiera...
y hay tantas historias
al rededor de esos cuadraditos
llamados mesas...

Los bares son refugios del afuera
Distantes del afuera

ya te lo digo yo que un dia entre a un bar, y resulta q no era un bar
...era un prostibulo..



Hola

lascivia dijo...

Me enconta tu blog, realmente me haces vivir los lugares, olerlos, palparlos, siento que en un momento estoy sentada en ese bar.
Me gusta lo tuyo. Te sigo
Besos lascivos

out of the mist dijo...

me encantan esos bares de barrio así como los describís, como me gustaría saborear un café, muy pronto en uno ...adoré lo que escribís...ya te tengo enlazado...volveré

Agua dijo...

Magnifico como siempre! me has llevado hasta ese bar y allí sentada en una mesa mas, mirando a mi alrededor, tus palabras eran como mis pensamientos. Cuando estoy sola en un bar, siempre me gusta analizar a toda la gente que está en el, y pensar, por sus gestos, por los restos de sus conversaciones que llegan a mis oidos, por su manera de vestir, etc. que esconden, que historias viven cada día...
Besitos!

Ani dijo...

Los baers son los mejores lugares para llamar a las musas...tantas vidas por decribir.

Me impactó cuando dijiste que el pelado pulcro y la mujer del escote no sabía que sus muertes estaban próximas. Cachetazo acertado en medio del relato. Y también, la metáfora de que el mundo se detiene si dejás de escribir.

Paula Daiana dijo...

Maravilloso el bar Albatros y su gente, tanto que dan ganas de visitarlo...

Galán debería incluir algún personaje femenino no le parece?
Besos y buen finde!